Los Google Pixel 3, junto al Samsung Galaxy Note 9, son dos de los grandes terminales con sistema operativo Android que faltan por conocer este año 2018. Y, por ello, se suceden las noticias respecto a las opciones que ofrecerán. Pues bien, se ha conocido una muy positiva que será parte de los nuevos modelos de la compañía de Mountain View.

A la espera de que estos nuevos teléfonos sean oficiales, algo que ocurrirá en otoño, son varias las informaciones que se van produciendo respecto a lo nuevo que incluirán, como por ejemplo opciones diferentes en su diseño tal como indicamos en el día de ayer. El caso, es que un nuevo dato al que se ha accedido indagando en el código de la nueva versión de prueba de Android P, el sistema operativo con el que llegarán los dos terminales Google Pixel 3 (que se podrían acompañar a principios del año 2019 por un tercero de gama media para competir con el Xiaomi Mi 8 SE).

Imágenes del Google Pixel 3 XL desvelan su diseño con gran presencia de cristal

Concretamente, hablamos de la inclusión para dar uso a la carga inalámbrica, algo que no se entendió muy bien que no se ofreciera en la actual generación de los Google Pixel. Así, disponer de acabado trasero en cristal tendría todo el sentido del mundo ya que esto es necesario para poder dar uso a la tecnología Qi que será compatible con los terminales. Por lo tanto, una de las ausencias frente a otros modelos de gama alta se eliminará en los nuevos modelos -los dos- de la compañía de Mountain View.

Lector de huellas del Google Pixel 3 XL

Referencias a la carga inalámbrica de los Google Pixel 3

Pues estas han aparecido en el código de la nueva versión del sistema operativo de la firma norteamericana y, si bien ya existían referencias desde la versión Android Jelly Bean, ahora es cuando existe un interés mucho más evidente. Esto lo decimos debido a que se añade un apartado específico en los Ajustes. Junto a un elemento denominado Dreamliner, es exactamente donde se ven menciones a la carga inalámbrica que soportarán los Google Pixel 3. ¿Y qué lleva a pensar que es algo de Google y para Google? Pues que está específicamente diseñado según la fuente de la información para ser utilizado con la aplicación que lleva su mismo nombre. Vamos, blanco y en botella.

Inicio visto en el Google Pixel 3 XL

Por cierto, que el nombre Dreamliner antes mencionado puede ser el que tenga la base de carga que ofrezca la propia compañía de Mountain View, ya que tendrá que ofrecer un elemento de este tipo para los nuevos Google Pixel 3. Por lo tanto, esta nueva funcionalidad parece claro que estará en los modelos de gama alta que lance esta compañía -y dan solvencia a las imágenes conocidas ayer en la que se aprecia un acabado externo que combina metal y cristal-. Un buen avance, que era necesario para competir en el mercado actual.

Sorpresa en el Google Pixel 3 XL: incluirá notch en su pantalla