La gama de smartphones de Google es una de las que quedan por anunciarse este año, dentro de la gama alta de producto (pero no el único, y que por ejemplo el iPhone 8 del Apple es otro de los esperados). El caso, es que se han conocido datos de la pantalla y diseño del Google Pixel XL 2017, un modelo que llega para competir con el Samsung Galaxy Note 8.

Este es uno de los dos modelos que la compañía de Mountain View prepara junto a HTC para este año y se espera que sean presentados en otoño, por lo que no queda mucho para ello (y lo harán con Android O en su interior). El caso, es que para plantar cara en la gama alta de producto en el segmento de los phablets, este terminal saltará a las 6 pulgadas como tamaño de pantalla y, el panel que utilizará, será tipo AMOLED. No son malos datos, la verdad.

Pero hay más, ya que la resolución será con toda probabilidad QHD, por lo que este dispositivo competirá sin duda alguna con los más destacados del mercado en lo que se refiere a calidad de pantalla, como por ejemplo el Samsung Galaxy S8 o el propio LG G6. Y de este último el Google Pixel XL 2017 tendrá una opción similar: el ratio de aspecto de su pantalla, que será de 2:1. En definitiva, que se apuesta por ofrecer el máximo posible.

Dimensiones comedidas en el Google Pixel XL 2017

Esto es algo que ya se ha convertido en habitual en los modelos de gama alta. De esta forma, pese al aumento de las dimensiones de la pantalla, no significa que se deba utilizar un dispositivo que se considere un ladrillo La forma de conseguir esto no es novedosa en general, pero sí en los terminales de Google en particular: reducir las dimensiones de los marcos de la pantalla. En la imagen que se ha publicado que dejamos tras este párrafo -y que correspondería al Google Pixel XL 2017-, se puede ver como se reducen de forma significativa tanto los laterales como los superiores e inferiores. Un buen aprovechamiento.

POsible diseño del Google Pixel XL 2017

En la parte trasera también se aprecian algunos detalles que son importantes comentar. El primero es que el lector de huellas está un poco más abajo –comparado con el modelo al que sustituirá en el mercado- para conseguir que la ergónomía a utilizarlo se ala mejor posible (abandona la gran banda de cristal). Además, el Google Pixel XL 2017 no incluiría una cámara dual, algo que no debería sorprender ya que HTC es la encargada de fabricar el terminal, y no ha optado como se indica en la fuente de la información por este tipo de componentes, y un ejemplo es el excelente HTC U11 que ya hemos probado. Y, a todo esto, hay que sumarle un hardware de gran calidad donde no faltará el mejor de los procesadores de Qualcomm y, al menos, 4 GB de RAM. ¿Qué os parece el aspecto que tendrá el Google Pixel XL 2017?