Hemos podido analizar el teléfono Samsung Galaxy S8, la versión con pantalla más pequeña de la nueva gama alta de la compañía coreana. Este nuevo dispositivo mantiene gran parte de lo que ya vimos al probar el Samsung Galaxy S8+, pero merece la pena conocer qué es lo que ofrece este modelo con pantalla de 5,8 pulgadas.

Como hemos indicado, este modelo llega con muchas similitudes con el que tiene una pantalla mucho mayor (concretamente 6,2 pulgadas) y, por ello, está indicado para los que buscan un smartphone que se puede manejar con sólo una mano. Y es que en el Samsung Galaxy S8 se ha conseguido integrar su panel de tal forma que ocupa algo menos de lo que habitualmente los modelos de 5,5 pulgadas ofrecen. Y, todo esto, sin perder un innegable atractivo y, como no, las ya habituales curvaturas laterales de su pantalla.

Samsung Galaxy S8 en uso

En lo que tiene que ver con el sistema operativo, el Samsung Galaxy S8 llega con Android Nougat, como no puede ser de otra forma, y la personalización propia de la compañía coreana está presente. Pero, eso sí, hay que decir que este trabajo cada vez permite una mejor experiencia pura del desarrollo de Google y, las opciones adicionales incluidas, se agraden por su utilidad. Un ejemplo son multiventana; la opción de seleccionar la resolución que utiliza la pantalla; o la denominada Carpeta segura que es de gran utilidad por cuestiones de seguridad.

Diseño del Samsung Galaxy S8

Como era de esperar, este dispositivo llega con un acabado que combina el metal y el cristal siendo unibody por lo que no existe acceso al interior (las tarjetas se insertan utilizando una bandeja situada en la parte superior). Con un peso de 155 gramos y grosor de 8 milímetros, el Samsung Galaxy S8 queda muy bien en la mano y, lo cierto, es que resulta indiscutible que ofrece un atractivo que lo hace tan diferente como especial. De lo mejor del mercado en este apartado.

En el frontal, aparte destacar la pantalla Infinity Display, cuando se ve el Samsung Galaxy S8 por primera vez destaca por un lado que los marcos laterales son inapreciables y, además, que los botones táctiles han desaparecido de este lugar. Se han integrado en la pantalla, siendo el que hace las funciones de Home háptico y, de esta forma, ofrece una respuesta al darle uso. Una solución acertada. En lo que tiene que ver con los botones laterales, estos ofrecen una ubicación correcta y un recorrido más que adecuado (destaca la inclusión de uno propio para el asistente Bixby que, por el momento, no tiene las opciones de voz activadas).

Uso del teléfono Samsung Galaxy S8

Uno de los detalles que menos nos han gustado del Samsung Galaxy S8 es la ubicación del lector de huellas (que no su funcionamiento, que es muy bueno). Cierto que en este modelo es algo más cómodo el acceder a él, pero lo cierto es que no es muy ergonómico y, por lo tanto, en muchas ocasiones la tarea se convierte en algo pesada. Eso sí, recordamos que en este modelo se incluyen otras soluciones de seguridad como son el reconocimiento de caras y el de iris.

Uso del lector de huellas del Samsung Galaxy S8

Hardware muy potente en el Samsung Galaxy S8

En el interior del Samsung Galaxy S8 se incluye el mismo hardware que en el modelo que tiene una pantalla de mayores dimensiones. Así, se cuenta con el procesador Exynos 8895 Octa que utiliza tecnología de fabricación de 10 nanómetros y que cuenta con una potente GPU Mali-G71. Aparte, la cantidad de RAM es de 4 GB. En conjunto, el terminal ofrece una experiencia de uso y fluidez que es de lo mejor que existe en la actualidad y, la verdad, es que es un verdadero “tiro” en todo tipo de tareas.

Ejecución de juego en el Samsung Galaxy S8

El almacenamiento, ampliable, es de 64 GB sin que exista otra opción a elegir otra cantidad. En lo que tiene que ver con la batería, la carga de esta es de 3.000 mAh. Esta ofrece una autonomía correcta, sin más, que permite llegar a un día de uso normal si no se cometen abusos, pero que, si se necesita utilizar el Samsung Galaxy S8 de forma intensiva, ya os decimos que se agradece la inclusión de recarga rápida (también es compatible con la inalámbrica).

La pantalla es realmente buena, excelente habría que decir. El panel de 5,8 pulgadas se ve de una forma excepcional y su resolución máxima QHD+ le permite llegar a una densidad de píxeles de 570 ppp -con protección Gorilla Glass 5-. Buenos colores, excelente brillo y una integración excepcional son las características de este elemento. El sonido, por su parte, es bueno pero la ubicación en la parte inferior del altavoz no es precisamente la que más nos gusta (por cierto, se incluyen unos auriculares firmados sor AKG que son muy buenos).

Detalles finales del Samsung Galaxy S8

Antes de acabar, hay que comentar que la cámara principal de 12 megapíxeles con apertura F:1.7, lo que mantiene la apuesta existente en el Galaxy S7, pero con mejoras en el procesamiento de las imágenes. El caso, es que este modelo esta sin duda alguna entre los tres mejores del mercado en lo que tiene que ver con la fotografía, ya que responde en todo tipo de situaciones (ya exista mucha o poca luz). El vídeo que graba alcanza la calidad 4K y está excelentemente estabilizado. En lo que tiene que ver con los selfies, hay que decir que el sensor utilizar es de 8 Mpx con la misma apertura antes mencionado y dispone de autoenfoque.

This slideshow requires JavaScript.

Este terminal es un modelo de gama alta con letra mayúsculas, que ofrece grandes opciones y un rendimiento fuera de toda duda y al que no le falta resistencia al agua (IP68). Su precio en Yaphone es de 739 euros, lo que permite ahorrar casi setenta respecto al oficial.

Samsung Galaxy S8
Diseño92%
Pantalla89%
Rendimiento88%
Cámara87%
Autonomía76%
Precio75%
Lo Mejor
  • Pantalla de gran calidad
  • Diseño muy atractivo
  • Cámara que responde en todas las condiciones
Lo Peor
  • Ubicación del lector de huellas
  • Bixby no ejecuta comandos de voz
85%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (26 Votos)
76%
  • Pablo de Castro Portales

    Excelente sistema DeX un pc dentro de un tablet android