Estamos cada vez más cerca del anuncio oficial del Samsung Galaxy S9, que se producirá en el Mobile World Congress, y son varios los detalles que ya se han desvelado de este modelo. Pues bien, se ha conocido que el precio aproximado que tendrá la nueva gama Samsung Galaxy S9, y para sorpresa de muchos costará menos de lo que se pensaba.

Lo cierto es que, últimamente, lo que hay que pagar por los modelos de gama alta se ha disparado, lo que se debe en gran medida al uso de componentes que tienen un coste elevado (algunos de ellos se utilizan para promocionar nuevas opciones de uso con sensores integrados). El caso, es que muchos son los que piensan que pagar unos 1.000 euros por un dispositivo móvil es algo que no entra en sus planes, y viendo cómo está evolucionando la gama media –con el Galaxy A8 de la propia Samsung a la cabeza-, no les falta razón.

Desvelada la fecha de presentación del Samsung Galaxy S9

Pues bien, parece que en la firma coreana quieren poner freno a lo que comentamos, y se ha conocido que todo apunta a que el Samsung Galaxy S9 será un dispositivo que costará algo menos que el modelo al que sustituye en el mercado (siempre hablamos del precio de venta al público inicial). Así, como se indica en la fuente de la información, debido a unas declaraciones del presidente en China de Samsung, Quan Guixian, parece claro que su nuevo gama alta se podrá conseguir por menos de lo que los buques insignia habitualmente han costado en el año 2017.

Samsung Galaxy S9

El posible precio del Samsung Galaxy S9

Si tenemos en cuenta que el Galaxy S8 costó unos 900 € al ponerse a la venta en un primer momento, no es descabellado pensar según lo indicado que la firma coreana tenga el objetivo de bajar el precio del Samsung Galaxy S9 en unos cien euros. Por lo tanto, que se tenga que pagar inicialmente unos 800 € para comprar uno de sus nuevos smartphones de gama alta. No es el precio más bajo del mercado, pero sí que resulta más atractivo. Por lo tanto, parece que la compañía ha podido bajar los costes de fabricación para, de esta forma, mantener los márgenes que permitan hacer viable la nueva gama de producto. El caso, es que esto son buena noticias en el caso de confirmarse finalmente.

Logotipo Samsung Galaxy S9

Teniendo en cuenta todo lo que se espera en el Samsung Galaxy S9, como por ejemplo el procesador Snapdragon 845; una cámara evolucionada de 12 megapíxeles; reconocimiento facial avanzado; y, como no, mantener la protección frente al agua y polvo y la carga inalámbrica (habitual en los modelos de gama alta de la firma desde hace varias generaciones), el movimiento de la reducción del precio es cuando menos interesante. Esto, además, obligará a la competencia a reaccionar, lo que también es positivo empresarialmente. Si finalmente el Samsung Galaxy S9 cuesta unos 800 euros, ¿será tu siguiente terminal Android?