La potencia que tendrá el OnePlus 5 ya está afuera de toda duda. De esta forma, el nuevo modelo de la compañía China no tendrá mucho (o nada) que envidiar a los mejores del mercado de gama alta. Esto lo decimos debido a que se ha confirmado el procesador que utilizará el teléfono, que será el más potente que existe Qualcomm en estos momentos.

Esto era algo que más o menos se daba por seguro, pero no había una confirmación tan clara como la que se ha producido: el CEO de la compañía, Carl Pei, ha comunicado en un mensaje que será el Snapdragon 835 el SoC que se integrará en el smartphone que se anunciará el mes que viene. Por lo tanto, no se debe tener ninguna duda respecto a la capacidad que tendrá el terminal, ya que como mínimo el dispositivo tendrá 6 GB de RAM.

De esta forma el OnePlus 5 llega con un hardware principal que, como mínimo, iguala a lo que ofrecen los modelos de gama alta más interesantes que hay en el mercado, como pueden ser el Samsung Galaxy S8, el HTC U11 o el teléfono más potente que anunció Sony en el Mobile World Congress. Todos ellos, por cierto, incluyen el procesador Snapdragon 835. Eso sí, el terminal de la compañía China se espera que supere a estos en la antes mencionada memoria RAM. Es decir, que se sigue con la idea de ser un “flagship killer”.

Más detalles del comunicado y el OnePlus 5

Dos son los más interesantes que se pueden conocer de lo escrito por Carl Pei, que es el gran comunicador de la compañía en foros y redes sociales. Una es que se ha trabajado para mejorar la respuesta de la pantalla que ofrece el terminal. Así, la latencia de este componente (uno de los grandes problemas detectados en el OnePlus 3T) será perfecta desde su llegada al mercado.

POsible diseño parte tarsera del OnePlus 5

Por cierto, que con la llegada del OnePlus 5 se incluirá en la capa de personalización Oxygen OS que utiliza la compañía una nueva opción: los desarrollos más utilizados quedarán cargados en memoria, para que de esta forma su puesta en funcionamiento en multitarea sea más rápida. Una buena solución y que mejorará la experiencia de uso, ya que la cantidad de RAM no será un problema por cantidad como antes hemos indicado –y justifica el uso de, al menos, 6 GB-.


A la espera de que se a anunciado de forma oficial, algo que ocurrirá el mes que viene, lo cierto es que cada vez resulta más interesante el OnePlus 5, un dispositivo que llegará con una pantalla de 5,5 pulgadas y acabado metálico. Eso sí, el precio marcará en gran medida las ventas que tendrá este modelo, y todo hace pensar que este se situará en unos 450 euros.