La llegada del iPhone X ha sido muy positiva para Apple, ya que la demanda de este dispositivo -pese al precio que tiene- es alta. Pero en este modelo existen ausencia que hacen que su uso varíe un poco, como por ejemplo al realizar una captura de pantalla. Os contamos cómo hacerlas con el nuevo smartphone de la compañía de Cupertino ahora que no tiene botón frontal.

El proceso en cuestión, que no es nada complicado, sí que es algo distinto a lo que habitualmente se realizaba con los dispositivos de Apple. El caso es que es posible que se tenga alguna duda respecto a cómo conseguir hacer una captura pantalla con el iPhone X, pero realmente es de lo más sencillo.Y, excepto el proceso en cuestión, el resto de opciones no varían (como por ejemplo el almacenamiento o similares ) en el nuevo terminal que llega con Face ID.

Por cierto, como ocurría antes y también es habitual en los terminales con Android, no es necesario recurrir a aplicación de terceros alguna para conseguir capturar el contenido de la pantalla. De este forma, poder compartir esta información utilizando los cauces habituales en los sistema operativos. El caso es que, complicación, ninguna como se va a comprobar.

¿Son las gafas un problema para Face ID del iPhone X?

Pasos para hacer capturas con el iPhone X

Pues como se va a comprobar, lo único que se tiene que hacer es utilizar una combinación de botones -que varían un poco respecto a la forma anterior que Apple incluirá en sus teléfonos-. La razón, como hemos comentado, es la ausencia del botón Touch ID en el iPhone X y, por lo tanto, del lector de huellas. Lo que se tiene que hacer es lo siguiente:

  • Accede a la página o pantalla que desees capturar. Puede ser desde una web hasta un apartados de la configuración del iPhone X.
  • Pulsa de forma combinada tanto el botón de encendido del terminal como el propio de subir volumen. En este momento se hace la captura de pantalla en el iPhone X.
  • Para confirmar que se ha realizado el proceso de forma correcta, lo que tienes que comprobar es que la imagen en cuestión se ha almacenado (también, si ves un pequeño flash en el panel del iPhone X esto es indicativo de una captura de pantalla realizada). Ahora, ya puedes gestionar el archivo de forma habitual.

Un ejemplo de lo último que hemos dicho es que se puede editar la imagen con las opciones que son propias de iOS 11, como por ejemplo incluir anotaciones en esta. Para ello, pulsa en la muestra de la captura de imagen de pequeñas dimensiones que hay en la parte baja -a la izquierda- y, entonces, será posible proceder. El caso, es que este proceso en los iPhone X recuerdan, y mucho, al que se realiza en los Android.