La compañía Samsung parece que ha tomado una decisión importante en lo que tiene que ver con los modelos de gama media que ve a lanzar en el trascurso de este año 2018. Esta no es otra que el incluir su Pantalla Infinita en estos terminales, para de esta forma darle un toque diferencial respecto a la mucha competencia que hay en este segmento del mercado.

Lo cierto es que en un primer momento esta decisión puede no entenderse, pero la verdad es que el mercado demanda a la firma coreana movimiento decididos para ser diferente en un segmento muy competitivo. Y, para empezar, lo que se habría decidido es que como ocurre con el Samsung Galaxy A8 la Pantalla Infinita sea parte de los modelos de gama media. Eso sí, lo normal es que acabado lateral curvado se utilice sólo en los modelos de gama alta -como el Galaxy S9 que este domingo será anunciado oficialmente-.

Análisis del Samsung Galaxy A8

Una de las razones que habría empujado a Samsung a tomar esta decisión es la presión que otras compañías (especialmente las que llegan desde China) ejercen en las ventas de la firma coreana tanto en su mercado natal como fuera de sus fronteras -aquí rápidamente se vienen a la cabeza empresas como Oppo o Xiaomi-. Así, se podría mantener su política de precios y, adicionalmente, los coreanos gracias a la Pantalla Infinita en la gama media/premium dotarían a sus modelos de un aspecto diferencial y podrán reducir sus dimensiones.

Frontal del Samsung Galaxy A8 2018

Otras razones para el movimiento de Samsung

Está lo que ha ocurrido respecto a las peticiones de paneles por parte de Apple a Samsung para el iPhone X (nos referimos a la reducción de hasta un 40%, lo que no son buenas noticias para los de Cupertino). Esto hace que se tenga un excedente de fabricación y líneas de montaje como apuntan en la fuente de la información, y se habría decidido llenarlo utilizando la Pantalla Infinita en la gama media de los coreanos -para, de esta forma, potenciarla y que se haga más diferencial-. Puede ser algo arriesgado, sí, pero Samsung tiene músculo para esto y más.

El caso es que el diseño de los modelos de gama media/premium de Samsung para este año 2018 será mucho más atractivo y, con esta decisión, se da continuidad a lo realizado con el Galaxy A8 que ya hemos analizado en Topes de Gama. Además, la inclusión de la Pantalla Infinita también anuncia la llegada masiva de paneles con un ratio de 18:9, lo que también es positivo. Un detalle final que quiero comentar: esta decisión hace incluso más atractivo al Samsung Galaxy S8 como opción de compra en este año 2018.