Apple sigue dando pasos para revertir la mala imagen dada por la ralentización de los iPhone debido a degradación de la batería debido al paso del tiempo. Una vez que parece bastante claro que esto es completamente intencionado, en la compañía de Cupertino buscan fórmulas para cambiar la opinión de los usuarios, y se ha conocido una nueva opción que llegará a sus iPhone.

La primera acción que acometieron en Apple fue la de reducir el coste que tiene cambiar una batería en sus teléfonos iPhone (algo que han aprovechado los usuarios, ya que hay gran demanda por realizar este proceso que tendrá duración de todo el 2018, al menos por el momento). Pero esto no es suficiente para la firma y, según ha indicado Tim Cook, en no mucho habrá una nueva opción para limitar la bajada de rendimiento por lo comentado anteriormente respecto a la batería.

Facua denuncia a Apple por la ralentización de los iPhone en España

Control total para los usuarios de los iPhone

En una entrevista en ABC News el CEO de Apple ha confirmado algo que muchos pensaban que no era posible, pero que claramente es una de las mejores soluciones posibles: se incluirá en iOS una opción para que el propio usuario active o no la bajada de rendimiento debido a la degradación de la batería. Esto llegará en forma de actualización para todos y, lo cierto, es que suena bastante bien. Con la nueva herramienta para los iPhone, además, se incluirá todo lo necesario para conocer el estado del componente que se tiene instalado y, también, si el funcionamiento del smartphone prioriza el rendimiento o la salud de la baterñia -veremos cómo se implementa esto-.

iPhone X en un coche

¿Te preguntas por el momento en el que llegará la actualización? Pues no queda mucho, ya que el directivo ha indicado que en febrero los desarrolladores podrán ver los cambios, por lo que como mucho en marzo los usuarios finales podrán disfrutar de este añadido el sistema operativo de los iPhone (iOS). Por lo tanto, la firma hace algo que resulta completamente lógico: que sea el usuario quien decide cómo quiere que funcione su terminal -siempre con la información necesaria para saber si es recomendable que el hardware trabaje a pleno rendimiento-.

Por lo tanto, si tienes un iPhone te llegará una actualización en no mucho tiempo con la que podrás gestionar si se produce una bajada de rendimiento por el estado de salud de la batería que utilizas. Entonces, tú y sólo tú, serás quien decida cómo funciona tu terminal… como es lógico, ¿verdad?