Se ha conocido que las compañías Microsoft y Nintendo van a seguir apostando por cruzar algunos de sus juegos y que, de esa forma, sea posible que los usuarios de sus consolas tengan la mejor experiencia posible. Sony con su PlayStation, por lo tanto, se queda en fuera de juego.

Lo cierto es que la postura de la compañía japonesa respecto a los juegos cruzados con su consola PlayStation está exasperando a más de uno. Y, lo que es peor, la está dejando sola en el mercado a la firma con esta actitud de mantener un sistema completamente cerrado a este respecto. Un ejemplo de lo que decimos se pudo conocer con la llegada de Fortnite a Switch anunciada en el E3 de 2018. El caso es que aquellos que crearon su cuenta con una PlayStation de Sony no son capaces de iniciarla en el mencionado juego utilizando una consola de Nintendo. Un drama para algunos.

Fortnite

Nuevas muestras que indican que PlayStation se queda sola

Hoy se ha conocido que Nintendo y Microsoft han desarrollado un sistema de juego cruzado para el título Minecraft– ya disponible en Switch-, y que gracias a un desarrollo conocido como Motor Bedrock permitirá a los jugadores aprovechar esta opción en las consolas de las firmas antes mencionadas -e, incluso, en los dispositivos móviles-. ¿Y quién se queda fuera? Sí, lo habéis adivinado: PlayStation de Sony. Lo cierto, es que por este camino no parece que las cosas le vayan a ir especialmente bien al fabricante japonés.

Juego cruzado Switch y Xbox en Minecraft, no PlayStation

Con esta nueva opción para el conocido juego de construcción Minecraft los jugadores pueden realizar muchas acciones juntos, lo que favorece que los usuarios aprovechen mejor el desarrollo y que, al menos en este caso, la plataforma que utilicen no sea un hándicap. Dejamos el vídeo promocional que se ha publicado tras este párrafo, donde se ven algunas de las novedades y posibilidades disponibles en el mencionado título, y que llega con el siguiente lema: crear juntos, explorar juntos, sobrevivir juntos… Y que, por ahora, los que tienen una PlayStation no podrán disfrutar como el resto.

Lo cierto es que colaboraciones como la conocida entre Nintendo y Microsoft son bienvenidas, y se espera que no sea la última que se produzca. Con estas acciones los beneficiados son los jugadores y, quizá, PlayStation pague antes o después una factura por ello en el mercado. Nosotros creemos que puede ser así, a no ser que la compañía japonesa cambie de actitud con su consola. ¿Qué opináis vosotros?

Análisis de PlayStation 4 Pro