Desde hace bastante tiempo se viene especulando con la intención de Google de entrar en el segmento de los videojuegos de una forma más amplia que en la actualidad. Y, de nuevo, han aparecido informaciones que apuntan en este sentido, os contamos qué es lo que parece que está ocurriendo.

De lo que se habla es de la plataforma denominada Yeti, una idea que parece ser que tiene en mente Google desde hace un tiempo y que vuelve a tomar impulso en estos días por la gran actividad que la compañía de Mountain View ha tenido en el último E3 (especialmente en lo que tiene que  ver con reuniones con desarrolladores para “pulsar” el mercado” e, incluso, conocer cómo actuarían ante una hipotética oferta). Al menos, así se apunta en la fuente de la información.

Yeti: así será el servicio de juegos en streaming de Google

Por lo tanto, parece que se retoma la idea de tener más presencia en el mundo de los videojuegos, algo lógico ya que hablamos de Google una compañía muy ambiciosa y que actualmente no tiene una parte de un pastel cada vez más atractivo donde empresas como Microsoft o Sony son las que se llevan una gran parte de este pastel. Por lo tanto, tiene sentido que se busquen formas de entrar en el segmento del que hablamos.

Logotipo Google Juegos

¿Una consola de Google o un servicio de juegos en la nube?

Esto es lo que se apunta por parte de muchos, pero lo cierto es que es complicado que la compañía de Mountain View realice un movimiento de este tipo, al menos a corto y medio plazo (ya sea de un dispositivo centrado en Android o en llevar su potencial plataforma online a diferentes sistemas operativos).

La razón que nos lleva a pensar que Google lo que sí puede buscar es comprar empresas de desarrollo de videojuegos -y no tanto tener su propia consola– y, posteriormente, ver qué ocurre económicamente hablando para decidir si da otros pasos o no, es la siguiente: el mercado de los juegos ha demostrado que no es nada sencillo y, en muchos casos, no vale con sólo tener buenas ideas. Un ejemplo: ¿alguno se acuerda de Ouya? Esta fue una consola que arrasó en Kickstarter y que, posteriormente, sufrió una lenta decadencia hasta prácticamente desparecer en las manos de Razer.

Videoconsola Ouya

Y si hablamos de plataformas online en streaming, algo mucho más plausible, también creemos que es complejo conseguir un desarrollo efectivo. Este necesitaría de unas condiciones muy concretas -por exigentes- para ofrecer experiencia de uso adecuada (desgraciadamente, un Netflix de los juegos creemos que está lejos de llegar, al menos funcionando exactamente de la misma forma ya que hay otros modelos como Xbox Game Pass que sí tiene sentido). Ejemplos de proyectos de este tipo existen muchos, y uno claro es OnLive. Este comenzó muy fuerte con soporte incluso de Samsung, pero con el paso del tiempo acabó en las manos de Sony ya que no tenía una cantidad de suscriptores que la hicieran rentable… Los usuarios, por el momento, prefieren tener un disco o realizar una descarga de los juegos. Es así.

Plataforma OnLive de jeugos en streaming

Desarrolladores, esa es la clave para Google

Por lo tanto, no hay duda que Google busca y seguirá buscando tener más presencia en el segmento de los juegos, incluso a corto plazo (con la compra de compañías que desarrollan este tipo de contenidos), pero ver una consola de la firma -donde no hay que olvidar experiencias como Nexus Player- o una plataforma en streaming, se antoja algo complicado por el momento. Por lo tanto, habrá que ver si Yeti acaba en algo real o, simplemente, en un proyecto en el que una vez pensaron en la compañía de Mountain View.

Cuenta de Google, la nueva forma de controlar tu privacidad y seguridad