Los amantes de lo retro están disfrutando con las últimas novedades de Nintendo. La compañía japonesa ha relanzado sus consolas estrella con una versión mini. Os hablamos de la SNES Classic Edition y de la Classic Mini Nes. Y ahora, también podéis conseguir un micro Game Boy para llevaros a cualquier parte.

Antes de nada decir que este curioso gadget no cuenta con la licencia de Nintendo. Bajo el nombre de PocketSprite, sencillamente es un clon que se inspira en popular consola portátil que arrasó en los ochenta para crear una micro Game Boy que sorprende con sus prestaciones.

micro Game Boy

Estas son las características técnicas de la mini Game Boy PocketSprite

Para empezar este divertido gadget cuenta con una pantalla OLED de 0,95 pulgadas que alcanza una resolución de 96 x 96 píxeles y 121.45 ppp ofreciendo imágenes a todo color. Siguiendo con las prestaciones de esta micro Game Boy, este gadget retro cuenta con un procesador Atmel ATSAMD21G18A que alcanza hasta 48 MHz de velocidad de reloj.

Retron 2, la mejor alternativa a SNES Classic

PocketSprite tan solo cuenta con 32 KB de RAM, aunque teniendo en cuenta los juegos que tiene que ejecutar no tendremos mayores problemas. Su memoria interna de 256 KB será suficiente para instalarnos el Tetris para Game Boy aunque podemos ampliar su memoria a través de su ranura para tarjetas micro SD.

A esto hay que sumarle conexión Wi-Fi y Bluetooth, altavoz incorporado y una batería de 150 mAh que promete una autonomía de entre 2 y 3 horas. Evidentemente no es un portento de consola pero recordemos que tiene que reproducir juegos sencillos y con este hardware cumplirá de sobra con su función.

Debido a sus características, con PocketSprite podremos jugar a juegos de Game Boy, Game Boy Color, Sega Master System y Game Gear. Además esta micro Game boy se puede programar con Arduino por lo que su código abierto nos permitirá cargar cualquier juego que soporte su hardware.

Usa tus Joy-Con de Switch con NES, SNES y Classic Mini NES

Además podremos subir ROMs a esta mini consola llavero a través de la red Wi Fi local que crea PocketSprite para que podamos añadir juegos de forma muy sencilla. Este proyecto, que  ahora mismo está en Kickstarter, todavía le faltan 13.000 dólares para alcanzar su objetivo pero viendo la buena pinta que tiene estamos seguro que lo conseguirán.

Si estáis interesados en esta micro Game Boy podéis comprar una unidad por 40 euros al cambio ya que realizan envíos a cualquier parte del mundo. Algo lógico si tenemos en cuenta que PocketSprite  cabe en un sobre…