Desde hace un tiempo las extensiones que se utilizan en Google Chrome tienen cierto aire sospechoso (no en todos los casos). Esto se debe a las noticias que aparecen en las que se conocen desarrollos que buscan generar criptomonedas en remoto e, incluso, al acceder a datos personales. Pues bien, en la próxima versión del conocido navegador se darán pasos para aumentar la seguridad al utilizarlas.

Lo cierto es que gracias a las extensiones es posible añadir opciones a Google Chrome que hasta no hace mucho parecían imposibles, como por ejemplo el ejecutar aplicaciones Android o el hacer una captura de imagen de una página completa. Pero, no es menos cierto, que en ocasiones la seguridad no es la mejor posible y en la compañía de Mountain View trabajan para cambiar esto.

Las mejores extensiones para proteger tu privacidad

Así, se han anunciado cambios en la nueva versión de Google Chrome, la setenta que llegar este mismo mes a los usuarios. Lo primero que se ha comunicado es que se cambia la política de aprobación de extensiones en la tienda de existente denominada Web Store. Para empezar se añaden opciones mucho más restrictivas y, además, para 2019 todos los desarrollos que deseen estar en el lugar que hemos indicado deben ofrecer la autenticación en dos pasos en busca de una mayor seguridad. Aparte, la compañía realizará comprobaciones de código más amplias para que no existan problemas y, adicionalmente, tendrá que ser mucho más legible (eliminando de esta forma lo que se denomina como código ofuscado).

Extensiones de Chrome

Más seguridad en Google Chrome y mayor control para los usuarios

Este es un paso importante, ya que con la nueva opción de control que se añadirá a Google Chrome se limitará el acceso que algunas extensiones tienen a las páginas que se visitan y los datos a los que pueden acceder. Para ello, se creará una lista blanca en la que se añadirán webs a las que se tiene un acceso completo y, de no ser así, el uso de estos accesorios para el navegador estará restringido o completamente deshabilitado. Por cierto, que desde la propia compañía de Mountain View se ha comunicado que esto no afectará a los desarrolladores, ya que la nueva opción de seguridad será compatible con todas las extensiones que actualmente funcionan (una buena noticia, para que las que se utilizan por parte de los usuarios se mantengan activas).

Uso restringido de las extensiones de Google

Son excelentes noticias las que se han conocido, ya que si bien las extensiones creemos que son herramientas muy útiles no es menos cierto que los hackers las utilizan en muchas ocasiones como puerta de entrada a los equipos de los usuarios. Por lo tanto, que se permita mayor control por parte de los usuarios al darles uso en Google Chrome y, además, que se añadan protocolos de revisión más estrictos para ser parte de Web Store siempre es positivo. ¿Qué opináis?

Google Chrome competirá con las consolas: podrás jugar a Assassin´s Creeds Odyssey