Era simplemente cuestión de tiempo que sucediera. Nos referimos a la llegada de nuevos modelos del convertible Microsoft Surface que no utilicen procesadores de Intel. Según se ha podido conocer, la compañía de Redmond apostará por componentes con arquitectura ARM fabricados por Qualcomm.

Lo cierto es que esto tiene toda la lógica del mundo para la gama Surface, ya que no hay que olvidar que la compañía de Redmond ya ofrece una versión de Windows que es compatible con procesador ARM, por lo que no resulta extraño que se realice esta apuesta. Y, además, otras compañías que ofrecen equipos convertibles en el mercado, como por ejemplo Samsung o Lenovo ya ofrecen equipos con este tipo de procesadores.

El próximo Microsoft Surface Pro 7 incluirá un diseño mejorado y con sorpresas

Concretamente, la gama de producto que recibirá los primeros equipos con procesador de ARM será Surface Pro, y en su interior en vez de existir componentes Intel con arquitectura X86. Lo que habrá será un elemento fabricado por Qualcomm perteneciente a la gama 8cx. El caso, es que estos equipos serán un paso importante para Microsoft para conseguir unos de sus grandes propósitos: ofrecer convertirles que realmente se puedan considerar como Siempre Conectados (Always On). Por cierto, que en la información se ha conocido también que la compañía de Redmond apostará por el acceso a redes 5G, pero no de una forma temprana -por ahora se mantendrá el acceso a las LTE-, a la espera de una situación mucho más madura en operadoras y fabricantes.

Que será mejor en los convertibles Surface con procesadores ARM

Pues lo cierto es que sorprende un poco que Microsoft no haya explorado este tipo de dispositivos, ya que entre otras cosas los modelos Surface que integren procesador de Qualcomm tendrán una autonomía superior a los que integran hardware de Intel. Esto se debe a una mejor gestión del consumo y que las necesidades energéticas que tiene los componentes con ARM son mejores. Aparte, también la gestión de aplicaciones en segundo plano es más eficiente (como ocurre con los smartphones). E, incluso, se podrá avanzar en lo que tiene que ver con el diseño ya que se podrá ensamblar equipos más ligeros y finos, por lo que se competirá mucho mejor ante dispositivos como los iPad Pro de Apple o los Pixel de Google.

Es posible que existan algunas dudas respecto al software compatible, pero poco a poco las diferentes compañías que generan desarrollos para Windows están generando aplicaciones compatibles con arquitectura ARM, como demuestra que ya existe una versión del navegador Firefox. Y, además, todo apunta a que en no mucho tiempo existirá mucho más donde elegir (habrá que ver si algunos trabajos esenciales, como por ejemplo los de creación multimedia también dan el paso aunque todo apunta que inicialmente se incluirá un emulador en Windows). Sea como fuere, parece que, por fin, se lanzarán al mercado convertibles Microsoft Surface con procesador de Qualcomm. ¿Os parece una buena decisión por parte de la compañía de Redmond?

Las mejores convertibles que hemos probado en Topes de Gama