Primeras impresiones del nuevo terminal Android Nokia 3, un modelo de entrada –al contrario que el Nokia 6– que es una de las primeras apuesta de esta compañía con sistema operativo de Google ahora que ha regresado al mercado. Te contamos lo que nos ha parecido este dispositivo que ofrece opciones que no están nada mal para lo que cuesta.

Un modelo pequeño ya que este Nokia 3 dispone de una pantalla de 5 pulgadas (720p), y que tiene una acabado en plástico por lo que no estamos entre el modelo más premium del mercado. Eso sí, las líneas son suaves y no sienta mal en la mano ya que el agarre es bastante bueno. El caso, es que todo está es su sitio, por lo que no existen grandes elementos diferenciadores en el aspecto, lo que es habitual en la gama de entrada.

Por cierto, que el grosor es de 8,5 milímetros, por lo que no desentona en el mercado actual. Como hemos indicado, el Nokia 3no está pesado para ser más potente del mercado, y el procesador de MediaTek de cuatro núcleos que hay en el interior es solvente y permite una fluidez correcta, pero no hay que pensar que los juegos se ejecutarán con la máxima fluidez (pero se puede disfrutar con ellos). La RAM, más de lo mismo, son 2 GB los integrados.

Otros detalles del Nokia 3

La autonomía no creemos que vaya a ser un problema, ya que la carga que está por encima de los 2.500 mAh (si deseas conocer más detalle de este modelo aquí te los contamos en Topes de Gama), por lo que en principio debe bastarse para que el hardware pueda funcionar por un tiempo bastante largo como, por ejemplo superar un día de uso. Por cierto, que la conectividad LTE es de la partida.

Uso del teléfono Nokia 3

El sistema operativo es Android Nougat sin apenas añadidos, por lo que aquí muy bien el Nokia 3. En cuanto a la experiencia de uso, hay que decir que nos ha gustado lo que hemos podido utilizar el terminal, pero tendremos que esperar a que le hagamos una análisis completo par establecer un parámetro mucho más real y concreto.

En definitiva, un modelo competente este Nokia 3, que parece que podrá plantar cara en la gama de entrada y, esto, lo cierto es que no es algo sencillo (aunque le puede penalizar sus materiales de construcción). Además, con unas cámaras solventes de 8 megapíxeles trasera y frontal respectivamente -ojo que no nos han sorprendido mucho-, y la inclusión de Android 7.0 este dispositivo nos ha dejado un buen sabor de boca en un principio para un modelo que rondará los 140 euros.