Posiblemente estamos ente la mayor filtración respecto Google Pixel 3 XL que se ha conocido hasta la fecha, incluso más precisa que las fotos que no hace mucho fueron publicadas y que ya os mostramos. El caso, es que se ha publicado un vídeo en el que se puede ver por completo el diseño de este terminal.

La grabación es tipo unboxing, en la que se muestra cómo es el aspecto del terminal en cuestión, mostrando todos los detalles a este respecto como es su parte frontal, la trasera y, como no, los laterales. Aparte, también se puede ver en en un momento del vídeo la información del sistema en la que se puede leer claramente Google Pixel 3 XL. El caso, es que todo apunta que la información es completamente real y, además, más o menos se confirma lo que se esperaba del futuro smartphone de la compañía Mountain View.

Las características del Google Pixel 3 XL al descubierto…y no sorprenden

Por cierto, que también se puede ver lo que se incluye en la caja del Google Pixel 3 XL y, aquí, hay buenas noticias: se incluyen unos auriculares Pixel Buds, un estupendo añadido que permitirá sacar más partido al terminal desde un principio. Adicionalmente, también existen adaptadores como por ejemplo un conversor microUSB (ya que, evidentemente, el smartphone del que hablamos llega con USB tipo C).

El diseño del Google Pixel 3 XL

Tal y como se esperaba el Google Pixel 3 XL llega con un acabado en cristal que permitirá que se incluya recarga inalámbrica en el dispositivo, lo que es un buen añadido para competir en la gama alta de producto. Con líneas más suaves, el lector de huellas se mantiene en la parte trasera en una buena decisión y, eso sí, las dimensiones de su pantalla hacen que se vea un poco grande en la mano.

Con un aprovechamiento mucho mejor del frontal que el ofrecido en el Google Pixel 2 XL, el nuevo modelo mantiene los laterales sensibles a la presión para ejecutar acciones y los altavoces estéreo. Estéticamente el nuevo terminal es más atractivo que su antecesor, y el notch está presente con una dimensiones demasiado grandes para nuestro gusto (tanto que si así se decidiera sería posible hasta ver dos niveles de notificaciones en la barra superior y, además, permitirá integrar dos sensores en este lugar para hacer selfies de calidad con el Google Pixel 3 XL). El caso, es que este elemento seguro que se acaba convirtiendo en algo sobre lo que se discutirá si es positivo o no.

En lo que tiene que ver con el hardware del Google Pixel 3 XL, no se esperan grandes alardes por parte de la compañía de Mountain View (siempre suele ser así), y todo apunta que el procesador será un Snapdragon 845 y la RAM se quedará en 4 GB -suficiente, sí, pero dan poco juego para competir en el mercado de gama alta-. La cámara trasera mantiene un único sensor, y debido a la calidad ofrecida por el modelo que actualmente hay en el mercado, hay muchas expectativas puestas en ella.

Google Coach será el nuevo asistente deportivo para sustituir a Fit