Nuevos datos se han conocido del Google Pixel 3 XL, uno de los modelos de gama alta que todavía no han sido presentados en este año 2018 y que apunta que esto ocurrirá a principios del mes de octubre. Os contamos lo que se ha conocido y que, por lo que parece, no será especialmente impactante.

Lo cierto es que desde hace un tiempo se vienen conociendo informaciones que apuntan a que el Google Pixel 3 XL será más una evolución tranquila que una dispositivo completamente nuevo y diferencial. Y los datos que se han conocido debido a que se han publicado unas imágenes de la prueba de rendimiento Master Lu (bastante utilizada en Asia con terminales con sistema operativo Android). El caso, es que no parece que el terminal del que hablamos, pese a la buena puntuación obtenida, vaya a ser el más impactante por hardware.

Google Pixel 3: se utilizará exclusivamente con gestos

Un ejemplo de lo que decimos es que el SoC, tal y como se esperaba, será un Qualcomm Snapdragon 845 con su Adreno 630. Este componente es el lógico, ya que es el más potente que ofrece el fabricante de procesadores, y permitirá al Google Pixel 3 XL competir sin problemas en el segmento de gama alta. Pero, eso sí, hablamos de un elemento del que se ha hablado mucho y se conoce sobradamente lo que es capaz de hacer.

Diseño del Google Pixel 3 XL

La cantidad de RAM que tendrá el Google Pixel 3 XL

Aquí es donde está el dato que más nos ha sorprendido respecto al hardware principal que ofrecerá el Google Pixel 3 XL. Este no es otro que la cantidad de RAM que según los datos conocidos se quedará en sólo 4 GB, una cantidad que es suficiente par que el sistema operativo Android Pie funcione perfectamente. Pero, eso sí, está por debajo de lo que otros modelos de gama alta integran. Y, esto, le puede hacer perder terreno y atractivo, ya que todo hace pensar que el smartphone no será muy barato. A nuestro juicio, lo ideal sería que se utilicen, al menos, seis gigas.

Resultados obtenidos por el Google Pixel 3 XL en la prueba Master Lu

No ofrece muchos datos más la prueba de rendimiento que es la fuente de la información -aparte de la resolución de su panel: 2960 x 1440-, como por ejemplo carga de la batería o el almacenamiento, que seguro que se sitúa en una horquilla de entre 64 a 256 GB. Lo que sí está prácticamente confirmado es que la pantalla del Google Pixel 3 XL ofrecerá notch en la parte superior de su pantalla que tendrá un ratio de 18.5:9 (similar a la del Samsung Galaxy S9). Por cierto, todo apunta que Active Edge evolucionará bastante y que en el frontal habrá una cámara de dos sensores, mientras que la principal se mantendrá con un único elemento.

¿Que os parece lo que se he conocido que ofrecerá el Google Pixel 3 XL como hardware principal? ¿Esperabais algo más?

Imágenes del Google Pixel 3 XL desvelan su diseño con gran presencia de cristal