Pese a que el mercado más importante para Tesla es el de la automoción, de vez en cuando lanza productos que son peculiares y que no tienen mucho que ver con ella. Un ejemplo es la nueva batería externa o Power Bank que la compañía dirigida por Elon Musk ha mostrado y que se llama Tesla Wireless Charger.

Uno de los detalles más llamativos que ofrece este producto es que hablamos de un accesorio dual. Nos explicamos: es posibles darle uso mediante cable USB tipo C integrado (aparte dispone de puerto USB-A tradicional), es decir de forma habitual. Esto le permite al producto de Tesla ofrecer una compatibilidad altísima, ya que son muchos los dispositivos móviles de todo tipo que ya dan uso a esta interfaz de conexión. Adicionalmente, y debido a su acabado se puede utilizar tecnología inalámbrica Qi, por lo que se puede aprovechar esta con dispositivos como por ejemplo el Samsung Galaxy Note 9 o algunos de los iPhone de Apple.

Tesla Powerbank, nueva batería externa con mucha clase

La carga que se incluye en el interior de Tesla Wireless Charge es de 6.000 mAh, por lo que en muchos casos es posible realizar dos procesos de recarga completos en los terminales móviles. Sea como fuere, lo que es seguro que raro sería que no se pueda conseguir uno. Evidentemente, hay batería externas con mucha mayor capacidad, por lo que el foco se pone en la opción dual antes mencionada y no en el amperaje integrado.

Uso de la batería externa Tesla Wireless Charger

Más detalles, colores y precio de Tesla Wireless Charger

Es importante indicar que este producto de Tesla llega con una potencia de salida en lo que tiene que ver con la carga inalámbrica de cinco vatios (la propia que se realiza por cable se es de 5V / 1.5A), por lo que su compatibilidad es completa pero no es precisamente el producto más rápido que este tipo ya que hay dispositivos que llegan a los7,5 W. Por lo tanto, no hablamos de un producto compatible con procesos de recarga rápida.

En lo que tiene que ver con el acabado, que es atractivo y en el que no falta el logotipo de Tesla, los colores en los que se pude comprar este accesorio son el blanco y el negro sin que se conozca por el momento si se aumentarán estas opciones. Su precio se sitúa en los 65 dólares como se apunta en la fuente de la información, lo que al cambio se queda en 55 euros. No es precisamente la batería externa más barata del mercado por lo que ofrece pero, eso sí, pertenece a la compañía de Elon Musk -y para alguno esto es más que suficiente-.

Tesla incluirá juegos clásicos de Atari en su próxima actualización