Elon Musk puede tener algunos defectos, sin duda, pero está claro que sabe muy bien encontrar nichos negocios que le den beneficios y, además, explotarlos con solvencia. Un ejemplo fue la batería externa de Tesla que no hace mucho se puso a la venta y que se agotó rápidamente. Pues bien, este accesorio es posible comprarlo de nuevo.

Hablamos de un modelo que ofrece carga inalámbrica, algo que le hace ser especial y por ello atractivo. Tanto es así que las unidades que se pusieron a la venta hace unas pocas semanas se agotaron y, hasta el momento, no se tenía muy claro si la batería externa de Tesla de la que hablamos se podía comprar de nuevo. Pues bien, debido a que el éxito es incuestionable, la firma dirigida por Elon Musk ha decido que se puede hacer caja de nuevo.

Los coches de Tesla tendrán karaoke, la nueva idea de Elon Musk

Tiene toda la lógica que este modelo sea compatible con el estándar Qi -el más utilizado y, por lo tanto, compatible tanto con los terminales de Samsung como con los de Apple-, ya que da sentido a que Tesla lance un batería externa. Evidentemente, para sacar provecho a este producto llamado Tesla Wireless Phone Charger (poca inventiva en este caso), es necesario que tu terminal sea compatible con este tipo de recarga. Eso sí, en el accesorio del que hablamos se incluye conectividad por cable, concretamente se incluye un USB tipo C que se integra en el propio dispositivo.

Diseño de la batería externa de Tesla inalémbrica

La batería externa de Tesla es continuista, pero llega con un cambio importante

Lo primero lo decimos debido a que no hay cambio alguno en la conectividad como antes hemos mencionado y, tampoco, en al carga que ofrece la batería externa de Tesla: 6.000 mAh. Esta es algo justa en los tiempos que corren, ya que no son pocos los smartphones que disponen de componentes con cuatro mil miliamperios. Además siguen los LEDs de información presentes, así como un diseño que es muy atractivo en colores blanco y negro. Por cierto, las potencias de carga son las siguientes: inalámbrica de 5W, mientras que la propia de cables se sitúa en 5V / 1.5A.

¿Y dónde viene el gran cambio en la batería externa de Tesla? Pues en el precio. El modelo anterior costaba 65 dólares, lo que para muchos (y me incluyo entre ellos) era excesivo, incluso llevando el logotipo de la compañía de Elon Musk. Y así lo han debido entender en la firma, ya que el nuevo modelo como se ve en su tienda online cuesta ahora 49 $ (unos 43 euros al cambio). Una buen ahorro, la verdad. Por cierto, que la propia firma ha indicado que procederá al reembolso de la diferencia a los primeros compradores, siendo esta una excelente noticia.

La llegada del nuevo software de Tesla se retrasa, pero ya hay otra fecha