El pasado mes de junio en el WWDC de Apple la firma presentaba su primera altavoz inteligente, el HomePod que llegaba para enfrentarse a Amazon Echo y a Google Home. Ahora hemos conocido que una nueva generación del altavoz podría integrar el Face ID del iPhone X también en estos dispositivos.

Los altavoces inteligentes están de moda, y Apple se ha lanzado también a este mercado con un nuevo dispositivo en forma de altavoz, que además integra Siri para poder ser controlado mediante la voz. Un altavoz que podría recibir en siguientes modelos el popular Face ID.

Quieren montar el Face ID del iPhone X en sus altavoces

Como sabéis el HomePod se pondrá a la venta el próximo mes de diciembre, casi seis meses después de haber sido presentado en sociedad. Pero parece que desde Cupertino ya está pensando en las siguientes versiones. Y una de las principales novedades tendría que ver con la característica más celebrada del iPhone X, que no es otra que el Face ID, el escáner facial que hace una imagen 3D de nuestro rostro para identificarnos al desbloquear el terminal ejecutar tareas seguras.

Pues bien, según hemos conocido hoy, Apple estaría barajando la posibilidad de integrar el Face ID en sus altavoces inteligentes, en una futura actualización de estos. Según Nikkei la empresa está decidida a dar este paso, lo que permitiría expandir las posibilidades de los altavoces inteligentes, pudiendo hacer tareas más complejas y sobre todo con un trasfondo de mayor seguridad. De esta forma se podrían realizar transacciones o rutinas relacionadas con las compras incluso a través de este altavoz.

No es el primer rumor que apunta a una expansion del Face ID más allá del iPhone X, ya que como seguramente sabéis, el iPad Pro del próximo año tambien contaría con el Face ID del iPhone X, así como otros detalles de su diseño, como la pantalla de mayor tamaño y sin bordes. De hecho el resto de la gama de iPhone de 2018 contaría también con el Face ID, una herramienta que estos días ha visto cómo era posible engañarla con una simple máscara. Impresa en 3D, con partes de silicona y otras impresas en 2D daba como resultado la suplantacion de nuestra identidad para el Face ID de una forma bastante inquietante. Primero tendremos que ver cómo le va al HomePod estas navidades, como para valorar ya una nueva generación.