Una de las novedades que se esperaban en Android Q es la inclusión de un Modo de Escritorio. En un principio parecía que esto no estaba presente en la primera versión de prueba que se ha liberado, pero lo cierto es que sí se puede utilizar. Indicamos qué es lo que ofrece y los pasos para activarlo.

La verdad es que la forma de activar el uso del Modo de Escritorio está más escondida de lo que debería, pero tiene sentido teniendo en cuenta que hablamos de la primera versión de prueba que llega de Android Q (lo lógico es que, posteriormente, esté disponible en alguno de los apartados de los Ajuste, como ocurrió en su momento con el Modo Oscuro en el desarrollo de la compañía de Mountain View). El caso, es que tal y como se esperaba Google ha dado el paso en su décima versión del sistema operativo que desarrolla para dispositivos móviles.

El nuevo modo oscuro de Android P beneficiará a las pantallas OLED

Cómo activar el Modo de escritorio en Android Q

El caso, es que para activar esta nueva opción que llega en la nueva versión del sistema operativo de Google, hay que acceder a las Opciones para desarrolladores que hay en el apartado Sistema en los Ajustes del teléfono -por lo que deben estar activadas-. Pero, antes, debes realizar ciertas operaciones que indicamos a continuación para que sea visible la opción Forzar Modo de escritorio:

Si utilizas un teléfono compatible con Android Q, debes ejecutar el siguiente comando ADB (por lo que debes tener instalada esta herramienta en tu ordenador):

adb shell am start -n "com.google.android.apps.nexuslauncher / com.android.launcher3.SecondaryDisplayLauncher"

En el caso de utilizar Android Studio para conocer las novedades que llegan en la primera versión de prueba del nuevo sistema operativo de Google, debes utilizar lo siguiente:

adb shell am start - n " com.android .launcher3 / com.android.launcher3.SecondaryDisplayLauncher"

Qué ofrece el nuevo Modo de Escritorio de Android Q

La verdad es que, claramente, estamos ente una opción que todavía está por desarrollarse, ya que por el momento está bastante lejos de lo que ofrecen compañías como Samsung o Huawei en sus modelos de gama alta. La verdad, y como se puede ver en la imagen que dejamos a continuación, parece más una interfaz de tablet evolucionada que una propia de ordenador. Eso sí, en ella es posible visualizar las aplicaciones en ventanas de uso libre.

Modo de escritorio activo en Android Q

Uno de los detalles interesantes es que la Barra de estado de Android se mantiene, así como los iconos de navegación, lo que no tiene mucho sentido en una interfaz que tiene como objetivo simular el uso de un ordenador. Aparte, por el momento el uso de widgets no es posible, pero sí se pueden añadir accesos directos a las aplicaciones instaladas. Por cierto, para dar uso a esta herramienta, hay que conectar el terminal mediante un cable USB tipo C a HDMI, por poner un ejemplo.

Modo escritorio en Android Q con Opciones de desarrollador

Lo que sí es interesante es lo siguiente: las aplicaciones se ejecutan de forma habitual, por lo que no necesitan ningún ajuste adicional como ocurre con DeX se Samsung (por poner un ejemplo), y esto es muy positivo.