Los portátiles se puede utilizar para conectarlos a una pantalla externa y,de esta forma, que se vean mediante el puerto HDMI lo que se está reproduciendo en el televisor. Pues bien, para optimizar este proceso, una de las opciones más intereses es que se mantenga el ordenador encendido a cerrar su tapa. Mostramos cómo conseguirlo en Windows 10.

Al realizar esto se puede mantener la funcionalidad completa del portátil sin que la pantalla tenga que estar encendida (y consumiendo batería, por poner un ejemplo). Así, sin ir más lejos, es posible disfrutar de los juegos en un monitor o televisor de una forma efectiva y con la mis calidad de reproducción y ejecución. E incluso, se pueden ver una películas de Netflix sin el más mínimo problema y con el ordenador con Windows 10 cerrado.

Truco para Windows 10: esta es la forma más rápida de desinstalar aplicaciones

Para conseguir lo que hemos comentado en Windows 10 no es necesario instalar aplicación alguna adicional en el sistema operativo de Microsoft, ya que en el desarrollo de la compañía de Redmond se incluye todo lo necesario para establecer la configuración necesita para que no se apague el ordenador cuando se cierra la tapa. Y, además, si esto sólo se necesita de forma puntual es posible modificar lo que se ha hecho de forma sencilla y efectiva, lo que es un detalle adicional bastante interesante.

Logotipo de Windows 10 con fondo azul

Pasos en Windows 10 para que no se apague el portátil al cerrar su tapa

Los pasos que se tiene que dar son bastante sencillos. Lo primero es pulsar con el botón derecho del ratón en el icono de la batería de la Barra de notificaciones que existe en la parte inferior derecha del escritorio de  Windows 10. Ahora debes seleccionar Opciones de energía y se abrirá una nueva ventana.

Opciones de energía en Windows 10

En esta verás en la parte izquierda una buena cantidad e opciones y, una de ellas, se denomina Elegir el comportamiento del cierre de la tapa. Pulsa en el enlace que correspondiente y, entonces, verás en la pantalla dos tipos de acciones cuando el portátil está conectado a la corriente o si da uso a la batería. Busca el apartado denominado Al cierre de la tapa y, entonces, en el desplegable que se muestra debes seleccionar la opción que deseas establecer  (en este caso No hacer nada).

Configuración de las opciones de energía en Windows 10

Ahora simplemente tienes que pulsar en el botón Guardar cambios en la parte inferior de la ventana y, listo, habrás terminado. Es importante recordar que al establecer esta configuración en Windows 10 el equipo se queda funcionando al cerrar la tapa, por lo que sigue generando calor lo que puede ser un problema al llevarlo en una bolsa de transporte. En este caso, y si no se desea modificar la configuración establecida, no hay que olvidar poner en suspensión –o apagar- el ordenador para prevenir posibles problemas de temperatura.

El Explorador de archivos de Windows 10 mejora: las búsquedas serán más rápidas