Con el paso del tiempo en los ordenadores con Windows 10 se instalan una buena cantidad de software que, en muchos casos, acaba por no ser útil. El sistema operativo de Microsoft ofrece herramientas de desinstalación integradas, pero en ocasiones no son los suficientemente potentes. Mostramos una opción adicional que es de los más interesante.

Lo cierto es que tanto si se da uso a la opción de deisntalación en la Configuración de Windows 10 como si se accede al Panel de control, los pasos no son nada complicados. Pero en ocasiones hay que dar más de los deseados, y no siempre se consigue el objetivo de eliminar todo -ya que se dejan algunos archivos residentes-. El caso, es que existen algunas herramientas de terceros que optimizan los procesos de los que hablamos consiguiendo que todo sea mucho más sencillo y efectivo.

¿Tienes problemas con el touchpad de tu portátil en Windows 10? Cómo solucionarlo

IObit para Windows 10, una excelente aplicación de desinstalación

Este desarrollo, que se descarga de forma gratuita en una versión que incluye lo básico y necesario para que su funcionamiento sea más que adecuado, permite estar seguro que al deshacerse de una aplicación todo queda eliminado –incluso las entradas del registro de Windows-, y, además, los procesos son realmente rápidos e intuitivos… más que con las opciones que se incluyen en el propio sistema operativo.

Es posible realizar proceso tanto en la propia ventana del programa que se desea eliminar, como desde el icono de la aplicación lo que hace que todo sea de lo más intuitivo. Aparte, incluye algunas otras herramientas que son atractivas, como por ejemplo detectar desarrollos que son maliciosos (malware) que se tiene instaladas por error en ordenadores con Windows 10. También es positivo que con IObit es posible llevar un control de actualizaciones del software que se tiene, por lo que el desarrollo incluye una base de datos de opciones crítica que permite tenerlas al día.

Aplicación iobit unistaler para Windows 10

Además, la interfaz de usuario es realmente intuitiva y todo queda muy claro a la hora de utilizar el software para desinstalar aplicaciones de forma rápida. Un detalle adicional: los recursos que consume del sistema operativo Windows 10 son muy escasos, por lo que no es un problema utilizarlo en ordenadores que no tiene un hardware muy potente. En definitiva, son todos beneficios y el ahorro de tiempo y la efectividad que ofrece este trabajo hacen más que recomendable probarlo.

Descarga de la versión gratuita de IObit

Quitar aplicaciones en Windows 10 que se resisten a ser eliminadas

Existen algunos desarrollos que están en el mencionado sistema operativo de Microsoft y que es imposible eliminarlos por unos cauces “normales”. Unos ejemplos son las aplicaciones Reloj o Personas de Windows 10. Para poder quitarlos de en medio se tiene que recurrir al uso de la línea de comandos, que se ejecuta pulsando con el botón derecho en el icono de Windows de la parte inferior izquierda y seleccionando Windows PowerShell (Administrador).

Desinstalar aplicaciones Windows PowerShell (Administrador)

Ahora tienes que escribir los siguiente: Get-AppxPackage * [aquí va el nombre de la aplicación] * | Retire-AppxPackage y pulsa la teclas Enter. Simplemente espera que se complete el proceso y habrás finalizado.

¿No consigues configurar tu impresora WiFi en Windows 10? Te enseñamos cómo hacerlo