En el mundo de las cámaras fotográficas contamos con una amplia gama de productos, digitales, réflex, las cámaras de los móviles, con apertura alta o baja, zoom, modo profesional, automáticas, etc.

Elegir para quien no es un profesional, resulta un tanto complicad; pero también para las grandes marcas es un reto mantenerse vigentes y hacernos llegar productos innovadores, la competencia, como sabemos, es feroz.

Una de las marcas que busca afianzar su sitio en éste mercado, es Panasonic, a la que asociamos más comúnmente con otro tipo de productos, pero que producen cámaras excelentes.

Panasonic Lumix GX80

Una de las cartas de Panasonic es la serie de cámaras GX, que es una CSC (cámara de sistema compacto), orientada a amantes de la fotografía que buscan una cámara pequeña, ligera y fácil de usar.

El análisis de hoy es sobre el cuarto modelo de la serie, la Panasonic GX80, y también el más barato de la serie GX. Es, además, el hermanito pequeño de la GX8.

Bien, vamos a conocerla.

Especificaciones técnicas

Sensor: MOS  de 16,84 MP y procesador Venus Engine

Objetivo: Lumix G Vario 12-32 mm F3.5-5.6 Mega OIS (24-64 mm, equivalente a 35 mm)

Visor: LCD Live con 2,764,800 puntos

Resolución: Fotografía: 4592 x 3448 px / Video: 4K 3840 x 2.160 pixeles a 25 p; 100 Mbps en MP4 / HD 1.920 x 1.080 a 50p y 100 Mbps en AVCHD

Estabilizador: Sensor de imagen en 5 ejes

Enfoque: 49  áreas, sistema de contraste AF y detección de rostros y seguimiento de objetos

Pantalla: TFT LCD táctil de 3” (7,5 centímetros) con 1040K puntos

Modo ráfaga: 8fps a máxima resolución, 40 con obturador electrónico

ISO: 200 a 25.600

Velocidad: 60 – 1/4.000 segundos / 1/16.000 segundos (electrónico)

Dimensiones: 122 x 70,6 x 43,9 milímetros

Peso: 383 gramos

Diseño y características

Si conoces la GX8, ésta cámara entonces, es la versión reducida de ésta; aunque eso no signifique que sea más ligera. Si la comparas con más cámaras de la firma, la Panasonic Lumix GX80 es más pesada, quizá debido a una carcasa más gruesa.

A diferencia de otras marcas, Panasonic ha usado un negro total para ésta cámara, quizá muy clásico, pero siempre elegante.

El gran acierto en cuanto a diseño, de la Panasonic Lumix GX8, es que los botones están dispuestos de forma intuitiva, muy al estilo de la serie GX, pero nada difícil o raro para quienes jamás han usado una cámara, ya no de la serie, sino de Panasonic en general.

Botones de la Panasonic Lumix GX80

Disposición de los botones de la cámara

La cubierta es metálica, y tiene un forro, que es una especie de imitación de piel que es muy cómodo, y que ayuda mucho al agarre de la cámara y evita, afortunadamente, que la cámara se nos pueda resbalar.

La pantalla es de un tamaño considerable, táctil y la puedes articular de forma vertical, con el objetivo de que se pueda tener acceso a ángulos complicados o poco accesibles.

Los botones son de mucha utilidad: facilita el activado de configuraciones prefabricadas o personalizadas y dos ruedas de control. Así, no tienes que ir a la pantalla en cada cambio de enfoque o de modo de disparo, por ejemplo.

Aunque tiene un pequeño flash, y como no puede ser de otra manera, hay una ranura para que uses uno externo y mejorar aún más las fotografías.

Una pantalla tan sensible… que puede suponer un problema

No sabemos si es buena idea colocar una pantalla táctil tan sensible en una cámara fotográfica, aunque Panasonic piense que sea buena idea.

Lo es, aunque con un pero.

Es tan sensible, que puedes cambiar la configuración con tan solo rozar tu dedo sobre la pantalla y arruinar la configuración que has creado o cargado desde las configuraciones prefabricadas.

Pantalla Panasonic Lumix GX80

La pantalla de la Panasonic Lumix GX80

Éste problema es especialmente molesto si eres zurdo: la nariz puede tocar la pantalla y cambiar las configuraciones sin darte cuenta.

Sí, puedes desactivar la pantalla táctil, pero quizá no baste esa solución a quienes les moleste mucho éste tipo de detalles.

Pantalla y otras características

En cuanto a la pantalla, la resolución de 2,7 millones de puntos y las dimensiones son sencillamente excelentes en todos los sentidos.

El formato de la pantalla es de 16:9, por lo que si haces fotografías con un formato 4:3, éstas no llenarán la pantalla. Es ideal especialmente si grabas videos con ella.

La Panasonic Lumix GX80 tiene un flash integrado, como te he mencionado antes, que no aparece, por ejemplo, en la GX8. Puedes girarlo hacia arriba para rebotar el flash en el techo, un truco que muchos usan para fotografías con luz difusa.

Panasonic Lumix GX80

La cámara es ligera, y las dimensiones no son tan pequeñas como uno cabría esperar. Sí, es una cámara pequeña y ligera, pero esos 70 milímetros de profundidad evitan que la cámara puede caber en los bolsillos d ellos pantalones, obligando a llevarla en alguna chaqueta, mochila o con alguna correa.

El tamaño no es grande, insisto, solo que parece más pequeña de lo que es.

La pantalla se inclina hasta 90º, y 45º hacia abajo, no es del todo articulada, pero sí que es sumamente útil.

El obturador es especialmente silencioso y soporta velocidades de hasta 1 / 16.000 segundos.

Calidad de las imágenes

La calidad de la fotografía está a la altura de otras cámaras de Panasonic, tanto de la serie G como de otras. Tiene colores agradables, un enfoque automático fiable, ajustes de exposición automática que juzgarán y disfrutarán más los expertos, pero con un poco más de ruido que otras CSC de Sony.

El sensor utilizado, de 17.3 x 13 mm mejora, por el contrario, la fotografía respecto a esas mismas cámaras de la competencia que te he mencionado antes.

La cámara ofrece fotografías y video en formato 4K, algo que pocas cámaras ofrecen actualmente.

La velocidad también es impresionante, el enfoque igualmente y permite disparar hasta 8 fps, ideal si usas mucho el modo de ráfaga o timelapse, mejorando mucho la calidad de las fotografías en éstos modos de disparo.

Panasonic Lumix GX80

La Panasonic Lumix GX80 en acción

En cuanto al ISO: tiene su valor predeterminado de 200, pero puede alcanzar los 25.600. Quizá ésta característica sea más entendida y apreciada para fotógrafos expertos.

No solo cuenta con una gran velocidad y cantidad de filtros, sino que también está creada para disminuir al máximo el efecto moiré.

El efecto moiré es el efecto que genera en la fotografía la interposición de dos rejillas, y para ello se eliminó el filtro de paso abajo, ganando mucho en la nitidez de las imágenes. La intensidad de los negros y el brillo de los colores es más que satisfactorio.

Conclusión

Quizá no encuentres nada radical o sumamente innovador en la Panasonic Lumix GX80, pero al ser una cámara de gama media, proporciona unas características que no ofrecen sus competidores más parecidos o cercanos.

Es muy similar a la GX7 que Panasonic lanzó en 2013, pero con 4K en video, lentes más delgadas y un precio mucho más competitivo.

Si buscas una cámara con mejores controles y funciones, como enfoque automático, numerosos modos de disparo, pantalla táctil y fotografía y video en 4K… ésta es la cámara que deberías comprar

Obviamente, si buscas otro tipo de características, verás ésta cámara con otros ojos. Es gama media, con un público como objetivo aficionado a la fotografía, y no es para nada una cámara profesional.

Panasonic Lumix GX80
DISEÑO, ESTÉTICA90%
FOTOGRAFÍA, VIDEO89%
BATERÍA, AUTONOMÍA84%
PRECIO, VALOR82%
Lo Mejor
  • Multitud de funciones
  • Pantalla táctil
  • Silenciosa y rápida
Lo Peor
  • Pantalla excesivamente sensible
86%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (13 Votos)
69%