AKARI, una cámara térmica que aumenta la seguridad de forma inteligente

AKARI, una cámara térmica que aumenta la seguridad de forma inteligente

Iván Martín (@ibarbero)

La seguridad en los hogares se ha convertido en clave para los usuarios, por lo que no es de extrañar que no sean pocos los que se deciden por el uso de cámara internas que permiten conocer lo que pasa en tiempo real gracias a la conectividad y los dispositivos móviles. Pues bien, una de las opciones que existen actualmente es AKARI, un modelo que tiene en el uso de la detección térmica su elemento diferenciador.

La funcionalidad que ofrece este accesorio es bastante amplia, ya que se pueda dar uso de una forma eficiente en opciones como las que enumeramos a continuación: alarma de incendios, alarma antirrobo, alarma inmóvil e, incluso, es posible personalizar eventos mediante el uso de la herramienta gratuita IFTTT. Una excelente posibilidad que existe en el dispositivo del que hablamos es que se pueden configurar acciones para que al detectar acciones o eventos que se detectan, se manda una notificación para la aplicación existente para iOS y Android.

Esta cámara ofrece compatibilidad con los asistentes de voz más utilizados en la actualidad, como por ejemplo el propio de Google o el que ofrece Alexa (creado por Amazon), por lo que es posible dar uso a las opciones que ofrece AKARI tan sólo con el uso de la voz. Esto, entre otras cosas se consigue debido a que el dispositivo incluye conectividad WiFi, lo que es todo un acierto para que el acceso por parte del usuario ya que puede gestionar todo sin el uso de cables. Por cierto, que otra de las buenas características existentes en el accesorio del que hablamos es que ofrece visión nocturna, algo que seguro que es de utilidad para muchos.

Diseño de la cámara térmica AKARI

AKARI, un producto al que no le falta Inteligencia Artificial

Al detectar movimiento o un elemento con una temperatura que destaca respecto al resto de opciones que hay en el lugar en el que está la cámara, se ejecutan diferentes procesos para establecer resultados que son de utilidad para el usuario. Así, por ejemplo, es posible descartar agua hirviendo como un incendio por el calor emitir y, esto, se consigue mediante el uso de un hardware específico para realiza los trabajos de IA en AKARI. Y, lo mejor de todo esto es que existe la posibilidad de configurar el comportamiento del dispositivo en cuestión.

En lo que tiene que ver con la privacidad, el trabajo que se realiza es muy positivo, ya que no se atenta contra la que deben tener los usuarios en casa. Lo que se hace es ejecutar una capa de color sobre el elemento que se muestra para que no se sepa exactamente lo que se está enfocando con la cámara, por lo que no se aprovecha la calidad de imagen HD en AKARI para mostrar el interior de los hogares. Por cierto, que lo que se graba se pude almacenar para crear un historial si así se encesta, y esto se consigue dando uso a una tarjeta microSD que se inserta en el propio adaptador (se incluye una de 4GB, pero se pueden dar uso a modelos de mayor capacidad).

Detalles finales y compra de esta cámara térmica para el hogar

La instalación de AKARI es tan sencilla que simplemente se tiene que colocar el elemento principal en una base que se puede colgar de un techo o colgarla en la pared. No le falta al dispositivo del uso de diferentes LEDs, que entre otras cosas sirve para ver el funcionamiento de la cámara y, un ejemplo, es conocer si tiene conexión WiFi.

Para comprar el accesorio del que hablamos se tiene que recurrir a Kickstarter, donde ya ha conseguido financiación y los envíos se realizarán en junio de 2020. El precio que tiene una cámara AKARI es de 115 euros, por lo que es un modelo bastante económico para las opciones que ofrecen que permiten tener controlado todo lo que ocurre en una casa e, incluso, con los que están dentro de ellas.