Plano y curvo, la experiencia gaming que sólo da el LG OLED Flex

Plano y curvo, la experiencia gaming que sólo da el LG OLED Flex

Redacción

42 pulgadas. Pantalla LG OLED. Y panel flexible para ponerlo en modo plano y modo curvo. LG mezcla los conceptos de pantallas flexibles, TVs de pantalla curva y plana y monitores gaming, todo en uno con un televisor de lo más premium y espectacular que hemos visto. Así es el LG OLED Flex primero de su clase y el principio de un nuevo tipo de TV para el gaming sin duda.

Por si ya LG no tuviese buena fama en cuanto a ser una elección favorita para el gaming TV LG OLED C tanto con los modelos de 42’’ y 48’’ que son de lo más recomendado en foros gamers como con sus monitores LG Ultragear, la compañía surcoreana ha querido adelantarse al mercado y presentar un dispositivo único en su clase, que además viene a integrar las dos opciones que te debes plantear cuando te compras un monitor gaming nuevo: ¿plano o curvo? ¿Por qué no ambos y al mismo tiempo? Esto es lo que el modelo OLED Flex de LG te ofrece.

Plano y Curvo, tú eliges

Que la tecnología de las pantallas flexibles y plegables ha venido a quedarse es algo ya asumido. Y aunque se siga mirando a los smartphones con esta tecnología con cierto recelo, recordad que cuando los móviles con pantalla táctil y sin teclado físico salieron, también se miraban con cierto recelo. La tecnología es pionera y demuestra lo que veremos no en un futuro a largo plazo, sino a corto y medio plazo. En un futuro y ahora, porque el LG OLED Flex parece eso mismo, del futuro.

Hoy día, si quieres una pantalla gaming para el PC o la consola, puedes elegir entre monitores planos, monitores curvos, o incluso plantearte un TV para tener un campo de visión a mayor escala. Cada uno ofrece sus ventajas y sus contras, lo que es indudable es que hay que hacer la elección. LG te dice que no, que el LG OLED Flex es todo eso a la vez: hablamos de un TV LG OLED de 42 pulgadas, lo que ya duplica la cantidad de pulgadas de un monitor estándar. Pero, además, es el único del mercado con una pantalla flexible motorizada.

LG Flex OLED

Personaliza tus partidas

Esa pantalla es el eje de la magia que tiene el LG OLED Flex, que te permite usarla como pantalla plana (para ver el TV) o curvarla con hasta 20 niveles de curvatura diferentes hasta un R900, ideal para disfrutar de las partidas cuando estás sentado próximo a la pantalla y que todos los puntos de ésta, te queden a la misma distancia. El panel también te permite ajustar manualmente la altura de la pantalla para acomodarla a tu campo de visión.

Y para darle ambiente a la partida o sesión de cine, el TV dispone de dos tiras de LED traseras para crear una luz ambiente acorde al contenido mostrado: si estás viendo The Matrix, la parte trasera de la pantalla mostrará tonalidades verdes. Si estás jugando un mapa tipo desértico en el Call of Duty, verás tonos claros cambiando a oscuros según entres y salgas de coberturas y pasillos.

LG Flex OLED

Otro de los modos del LG OLED Flex es el Multi View, con el que se puede ver contenido de dos fuentes diferentes de manera simultánea en el panel, y seleccionar el audio del contenido que desean escuchar. De esta forma, podrás jugar a un juego de consola, PC o cloud gaming mientras ves algo en Youtube que puedes estar compartiendo desde el móvil, todo al mismo tiempo.

El sistema antirreflejos es también esencial. La pantalla LG OLED del modelo Flex cuenta con un sistema antirreflejos que reduce hasta un 25% la luz reflejada en comparación con los TV LG OLED de la serie C. Y todo lo bueno que viene con los LG OLED, como decimos de las mejores opciones en cuanto a TV para el gaming ya sea en consola o PC:

  • Tiempo de refresco de0.1ms.
  • Baja latencia (<12ms). Compatibles con nVidia G-sync y VRR (120 Hz) en tecnología LG OLED.
  • Menú Gaming para que tengas todos los ajustes al alcance de tu mano.
  • 5 modos específicos en función del tipo de juego (Estándar, Deportes, FPS, RTS, RPG).

Switching Hub, conectándolo todo

Otra de las funciones integradas en este nuevo televisor, Switching Hub, permite intercalar el micrófono incorporado en el panel y otros dispositivos conectados a través de sus puertos USB mediante un PC, como auriculares, teclado o ratón desde una sola conexión HDMI.

Al presionar el botón Switching, incorporado en el costado del soporte del LG OLED Flex, los usuarios pueden cambiar la conexión de cada uno de los dispositivos conectados entre un PC y el propio panel sin tener que desconectar o conectar físicamente ninguno de ellos. Además, el micrófono integrado proporciona una enorme cancelación de ruido para hablar de forma nítida y clara mientras se juega.

LG Flex OLED

Negros puros, el punto fuerte de las pantallas LG

Una de las mejores bazas que tienen los televisores LG OLED es su enorme capacidad para crear negros puros generando un contraste mayor para acentuar los colores. Cada pixel se enciende y se apaga independientemente al resto, así que sólo se ilumina lo que la imagen en pantalla dicta, nada de ver una zona iluminada alrededor de esta. La LG OLED Flex es además compatible con los estándares generales y propios de Dolby Vision HDR, HDR10 Pro y HDR HLG en cuanto a ver películas y series, y con HDR GiG para cuando juegas.

Toda esta tecnología es posible gracias a que el LG OLED Flex monta el procesador Máxima Potencia 4K A9 Gen 5, que tiene un módulo de Inteligencia Artificial basada en Deep Learning. El chipset es tecnología propietaria de la compañía, y está creado para los paneles LG OLED, por lo que saben extraerle todo el potencial en vez de tener que aprender cómo hacerlo con uno hecho por Terceros.

Latencia, el aspecto más importante en una pantalla gaming

Pero que un TV se vea bien, tenga un diseño elegante y haga cosas como pasar de ser curvo a plano, no sirve para el fin último de una pantalla gaming de alto rendimiento: que tenga el mínimo LAG posible, casi inexistente. Esta es la verdadera prueba de fuego a la que se enfrentan estos productos. Y en este apartado, los TVs LG OLED pueden presumir de ofrecer un tiempo de refresco de 0.1 ms con una latencia inferior a 12 ms, un tiempo de respuesta realmente bajo, que garantiza que todos los movimientos que se realizan en el juego se muestren con la mínima latencia, casi al instante, lo que ya es un plus para los jugadores sin duda.

Los televisores LG OLED son los únicos compatibles con NVIDIA, G-sync, AMD FreeSync y VVR (120HZ), y gracias al HDMI 2.1, con una velocidad de 48 GB, permite sincronizar la tasa de fotogramas variable con el TV, evitando los microtirones y el efecto “tearing” procedentes de diferentes fuentes como consolas y PCs. La pantalla de LG OLED Flex incorpora también compatibilidad con estas tecnologías, y esté en el modo que esté, sea plano o al máximo nivel de su curva, te va a dar esa sincronía casi perfecta con el juego.

LG Flex OLED

Jugar sin consola: LG y el Cloud Gaming

Como vemos, los TVs LG y sobre todo la nueva bestia LG OLED Flex son de lo mejor en cuanto a pantallas para jugar. Pero lo mejor es que también son capaces de alcanzar un gran rendimiento en cuanto a ‘cloud gaming’, o jugar en la nube directamente y prescindiendo de cualquier tipo de dispositivo o intermediario. De esta forma, ya no necesitas ni una torre de PC ni una consola, porque los televisores LG tienen soporte para GeForce Now, propiedad de la empresa Nvidia  -y autoridad máxima en cuanto a tarjetas gráficas-, un servicio de juegos en la nube.

Solo necesitas uno de estos TVsy un mando. El resto lo pone cada servicio.

Vale, ¿cuánto cuesta?

LG tiene en marcha una exclusiva precompra de este innovador TV LG OLED Flex que empieza hoy mismo, 30 de noviembre. Además, te lo puedes llevar con un descuento del 10% si usas el código LGBIENVENIDO10 en tu primera compra en la Tienda LG Online que, te ofrecerá tanto envío e instalación gratis como la posibilidad de financiarlo al 0% sin intereses (válida hasta el 31/12/22).

LG Flex OLED

 

¡Sé el primero en comentar!