Muchas son las marcas de fabricantes de relojes tradicionales que ya apuestan por los smartwatch, ya se sabe: hay que evolucionar o… Un ejemplo de esto lo iniciamos en Topes de Gama hace un par de días con los modelos de Movado. Pues bien, ahora se ha conocido cuándo serán de la partida los nuevos dispositivos de TAG Heuer, una marca con un más que ganado prestigio.

El caso es que no es la primera apuesta que TAG Heuer hace en el mercado de los smartwatch, concretamente 14 meses después que se anunciaran los primeros relojes inteligentes de la compañía. Y, lo cierto, es que estos demostraron que existe un mercado de lujo para los smartwatch, ya que hablamos que se espera que los nuevos modelos cuesten, como mínimo, 1.500 euros. Por lo tanto, hablamos de accesorios que llegarán con acabados de gran calidad y completamente diferenciales en varios de sus apartados.

¿Y cuál es el sistema operativo que utilizará? Pues este será Android Wear 2.0, por lo que se dará uso al desarrollo de Google y, por lo tanto, parece claro que el trabajo de los de Mountain View ha convencido a muchos para poder en juego nuevos dispositivos, un ejemplo es el Huawei Watch 2 o los modelos de LG que se presentaron con el desarrollo del que hablamos. El caso, es que esta es la elección. Además, el diseño que ofrecerán será, como ya indicamos en su momento en Topes de Gama, modular… pero de una forma bastante curiosa.

Fecha exacta para la presentación los TAG Heuer

Lo cierto es que en una entrevista con el CEO de la compañía se dejaba entrever el día en el que los nuevos modelos de TAG Heuer se presentarían y, esta, se ha confirmado por completo en un mensaje en Twitter. Así, mañana mismo será cuando los nuevos smartwatch del fabricante serán anunciado y, como es habitual, os informaremos debidamente de lo que ofrecen de forma concreta… Pero, lo que es claro, es que los acabado metálicos y esferas configurables serán de la partida.


Por cierto, que el directivo de TAG Heuer dio un dato que es interesante conocer: tiene en mente vender más que la primera generación de smartwatch que pusieron en juego, por lo que hablamos de más de 20.000 unidades de unos dispositivos que como hemos indicado no serán, precisamente, económicos. Veremos si esto se consigue ya que, lo cierto, es que en interior de estos productos no existe una maquinaria como en los tradicionales y, por ello, su valor no se mantiene de igual forma con el paso del tiempo.