Una nueva compañía se decide a lanzar un smartwatch con sistema operativo Wear OS y que está enfocado de forma clara a la práctica deportiva. El modelo del que hablamos tiene como uno de sus detalles diferenciales el diseño que ofrece, y tiene por nombre Kate Spade Sport Smartwatch. Mostramos lo que le hace interesante.

Esta forma tiene el apoyo de Fossil a hora de dar forma a su reloj inteligente, algo que es positivo ya que este fabricante tiene una amplia experiencia en este tipo de accesorios wearables. Eminentemente enfocado a la práctica deportiva, el dispositivo del que hablamos llega en tres colores: rosa, dorado y negro. Estéticamente destaca el dispositivo por ofrecer un acabado grueso en los bordes para protegerlo frente a las caídas, con unas gomas dentadas que no quedan nada. Se incluyen dos botones de acceso directo que son útiles al hacer ejercicio y, además, las correas intercambiables son de silicona, por lo que ofrecen resistencia y comodidad.

El sistema operativo que incluye Kate Spade Sport Smartwatch, como hemos indicado, es el propio de Google. Esto hace que no estemos ante un modelo híbrido, por lo que es posible descargar aplicaciones de forma directa desde la tienda Play Store. Evidentemente esto significa un aumento de sus funciones, pero también añade restricciones en la autonomía como ya es habitual en los modelos de este tipo. Según el fabricante, hablamos de dos días de uso habitual.

Qué hay en el interior de Kate Spade Sport Smartwatch

Aquí la compañía no ha arriesgado ni un poco, ya que ha elegido un hardware que es solvente y ha demostrado que funciona sin problemas… pero que ya resulta un tanto aburrido debido a que no se destaca en prácticamente nada. Un ejemplo de lo que decimos es que el procesador es un Snapdragon Wear 3100 y dispone de 512 MB de RAM. A esto se le suman cuatro de almacenamiento, y en lo que tiene que ver con la conectividad, no le falta Bluetooth y GPS (lo que es importante al hacer deporte, ya que el accesorio se puede utilizar como podómetro independiente).

Imagen frontal del smartwatch Kate Spade Sport Smartwatch

Kate Spade Sport Smartwatch ofrece resistencia al agua de hasta tres atmósferas, y no le falta sensor de ritmo cardíaco que se combina con una buena cantidad de aplicaciones propias para medir la actividad física. Por cierto, un buen detalle es que se incluye acceso directo al asistente de Google y no le falta compatibilidad con opciones en la nube como Spotify. Un detalle final: no le falta NFC, por lo que es posible pagar con este reloj inteligente.

Aprovecha tu smartwatch: aplicaciones deportivas gratis para Wear OS

Disponibilidad y precio de este smartwatch

Desde hoy mismo en la página web de la compañía es posible hacerse con Kate Spade Sport Smartwatch, con una espera de 41 milímetros, el precio que se tiene que pagar para conseguirlo es de 275 dólares, lo que al cambio se queda en unos 247 euros. No está nada mal, la verdad.