Ayer, durante la presentación oficial del Samsung Galaxy Note 10, el fabricante coreano nos sorprendió con un nuevo rival de la gama de portátiles Surface Microsoft. De esta manera, la firma con sede en Seúl presentó el Samsung Galaxy Book S, un dispositivo realmente completo y que cuenta con razones de peso para ser una mejor solución que el MacBook Air. Te explicamos las principales.

Entre las novedades que llegan al nuevo portátil ligero de Samsung, decir que el Samsung Galaxy Book S pesa menos de 1 kilogramo, siendo más ligero que el MacBook Air, un gran detalle a tener en cuenta. A Esto, hay que sumarle unas dimensiones realmente comedidas, ( 305,2 x 203,2 x 6,2-11,8 mm ) haciendo que este modelo sea ideal para llevártelo donde tú quieras.

¿Vale la pena comprar los nuevos MacBook Air y MacBook Pro recién presentados?

Por otro lado, el Samsung Galaxy Book S sorprende al apostar por un procesador de Qualcomm En este caso, el SoC  es un Snapdragon 8cx, fabricado en proceso de 7 nanómetros con arquitectura de 64 bits además de ocho núcleos de potencia. Y, gracias a esta apuesta, llegamos a una de las primeras grandes ventajas de este modelo respecto al MacBook Air.

Procesador del ordenador Samsung Galaxy Book S

La autonomía de 23 horas del Samsung Galaxy Book S es muy superior a la del MacBook Air

Este nuevo portátil ligero, que llega para suceder al Samsung Galaxy Book 2, cuenta con una batería de 42 W capaz de ofrecer una autonomía de 23 horas. Sí, has leído bien, la autonomía del Samsung Galaxy Book S duplica a la del MacBook Air de 2019. ¿Cómo lo han conseguido?

Pues, por un lado está la impresionante eficiencia energética que ofrece el procesador Qualcomm 8cx. Además, al apostar por este SoC, no necesita ventiladores que enfríen el nuevo portátil ultra ligero de la firma coreana. No, el Samsung Galaxy Book S no tiene ventiladores, ya que realmente es una tablet con teclado incorporado.

Samsung Galaxy Book S de lado

Mejores configuraciones de conectividad

Aunque sea notablemente más delgado, ligero y con una autonomía impresionante, al Samsung Galaxy Book S no le falta ningún detalle. De esta manera, nos encontramos con un portátil que cuenta de serie con 8 GB de memoria RAM y dos configuraciones de 256 y 512 GB a través de su disco SSD.

Por no hablar del hecho de que, dentro de sus características, se incluye una ranura para tarjetas nanoSIM. De esta manera, podemos contratar un plan de datos para dotar a este portátil de Samsung de una autonomía total. En el caso del MacBook Air, no contamos con ranura para tarjetas nanoSIM, un detalle a tener en cuenta. Por no hablar del hecho de que el modelo con 256 GB de almacenamiento interno se va a los 1.500 euros.

Acabado trasero del Samsung Galaxy Book S

El precio hace que la balanza se decante definitivamente a favor del Samsung Galaxy Book S

Por último, hay que tener en cuenta la notable diferencia de precio entre el Samsung Galaxy Book S y el MacBook Air de 2019. Mientras que la solución con 256 GB de memoria SSD del fabricante coreano cuesta 999 dólares en Estados Unidos,  por lo que podemos esperar que en España llegue a un precio semejante en euros, el portátil ligero de la compañía con sede en Cupertino tiene un precio inicial de 1.299 euros.

Estos son los mejores ordenadores portátiles y convertibles que hemos probado en Topes de Gama