EL mercado de los equipos convertibles, poco a poco, se va consolidando. El empeño de compañías como Lenovo ha sido fundamental a la hora de evolucionarlos y que los usuarios lo vean como una buena opción al trabajar en movilidad. Esto, evidentemente, ha despertado el interés de otros fabricantes y un ejemplo es que se espera la llegada del Samsung Galaxy Book.

La compañía coreana está preparando un dispositivo 2 en 1 donde el sistema operativo Windows 10 será de la partida y, lo cierto, es que no será la primera vez que le da uso en un equipo que tienen en su nombre la denominación Galaxy. Y, esto, contrasta con lo que ocurría hace un tiempo, donde los modelos con ella incluían exclusivamente Android. Se podría pensar que el Samsung Galaxy Book podría ser un modelo con arranque dual, pero lo cierto es que algunos problemas de patentes hace que esto no sea muy viable por el momento.

El caso, es que con este modelo aparece bastante claro que el fabricante coreano tiene la intención de competir con los Lenovo YOGA, gama de la que hemos probado algún dispositivo en Topes de Gama, y por lo tanto tener una presencia en el segmento de los convertibles ya que cada vez estos son más demandados por los usuarios -que desean poder trabajar con sus equipos en condiciones de movilidad y en formatos variados-.

Lo que se conoce del Samsung Galaxy Book

La información ha llegado desde un desarrollo que se ha localizado en la tienda de Windows, y en ella se ve la denominación Book, por lo que es posible que Galaxy finalmente no sea de la partida como se apunta en la imagen tras este párrafo (pero por reconocimiento de marca, es posible que esto sea así y, además, la aplicación apunta a este detalle en sus características). Sin tener claro que dimensiones de pantalla tendrá -pero seguro que se encuentra entre las 10 y 13 pulgadas-, lo que sí está meridianamente claro que el equipo dará uso a un panel AMOLED, por lo que calidad de imagen y reducido consumo serán de la partida.

Datos Samsung Galaxy Book

También en la imagen anterior aparece un apartado específico par el uso de un stylus (Pen). Por lo tanto, se podrá utilizar uno de estos accesorios en el panel integrado. No es probable que sea un S Pen con todas sus funcionalidades incluidas por el uso de Windows 10, pero sí que permitirá un uso sencillo y cómodo en formato tablet. Adicionalmente, esperar 4 GB de RAM y procesador de Intel es lo más lógico para el Samsung Galaxy Book.

El caso es que cada vez está más claro que el segmento de los convertibles y tablets gustan del uso de Windows 10 y, por ello, Samsung tiene intención de conseguir presencia. En este caso, con un modelo del que ya posee la patente de la marca (Samsung Galaxy Book) que consiguió en el año 2012. En definitiva, competencia para Lenovo.