No siempre se tiene la posibilidad de probar un dispositivo que no sea muy parecido al resto de los que hay en el mercado. Y, por suerte, existen algunos que apuesta por ello y un ejemplo es el Lenovo YOGA Book del que os hablamos en este análisis de Topes de Gama.

La verdad es que es complicado colocar en una categoría única al Topes de Gama, pero quizá la que mejor le encaja es la de convertible. Y, lo primero que llama la atención de este equipo es su teclado, que encaja de forma excelente con la pantalla gracias a una bisagra de calidad y que permite una colocación de este en cuatro posiciones. El caso, es que el teclado es háptico (denominado HALO) y, lo cierto, es que se tiene una sensación extraña al darle uso. Eso si: es bastante eficiente y la experiencia mejor de los esperado -a lo que favorece que vibra al ser pulsado-. Claramente es distinto, lo que se agradece y correcto. Quizá lo que menos nos ha gustado es el touchpad del Lenovo YOGA Book, que no conseguimos darle un uso efectivo.

Respecto al sistema operativo hay que decir que el modelo que hemos probado es el que incluye Windows 10 y que funciona de forma más que correcta. Eso sí, no se debe perder la vista a que existe una variante con Android, por lo que dependiendo del uso que le des al Lenovo YOGA Book la elección debe ser diferente. El precio, como indicaremos, también varía según el software.

Uso del Lenovo YOGA Book

Diseño del Lenovo YOGA Book

Este convertible está acabado en metal, con algunos cromados que le añaden atractivo. El aspecto es minimalista y, lo cierto, es que es bastante premium y hay algo que destaca frente a otro modelos que hay en el mercado: el Lenovo YOGA Book pesa 690 gramos, ideal para un dispositivo que está pensado para llevarlo de una lado a otro. El grosor del dispositivo, por cierto, de 9,6 milímetros.

El Lenovo YOGA Book está disponible en dos colores, negro y champagne, por lo que hay variedad -aunque no excesiva-. Para el poco espacio que tiene, este dispositivo ofrecen una buena cantidad de posibilidades en lo referente a los puertos y botones. En un lateral tiene los propios de encendido y control de volumen, que cuando se utiliza el dispositivo como tablet son bastante cómodos. En el otro lado están los puertos microUSB; el propio miniHDMI; uno NanoSIM y, también, dispone de altavoz aquí  -y, por cierto, el sonido del convertible es mucho mejor de lo esperado-.

Con el dispositivo se incluye la opción de utilizar el denominado Real Pen, que es un stylus que le permite al Lenovo YOGA Book reconocer los trazos. De esta forma, es posible desde escribir hasta dibujar y que se digitalice todo con una gran eficiencia. Esto en parte se consigue debido a que se incluye un accesorio de Wacom que reconoce nada menos que 2.048 punto de presión. Excelente opción está -incluso, el boli permite el cambio de minas- y, de nuevo, estamos ante un añadido diferencial.

Buen hardware

No se han corrido riesgos con los componentes incluidos en el Lenovo YOGA Book. El procesador es un Intel Atom X5 (con una gráfica integrada de la propia compañía), que está acompañado por 4 GB de RAM y que nos ha ofrecido una buena experiencia de uso en líneas generales. Con los juegos ha sido más competente de lo esperado, pero en ocasiones encontramos que el Lenovo YOGA Book se “atranca” un poco. De la variante con Android no podemos hablar, ya que no la hemos podido probar.

Utilizar el Lenovo YOGA Book

La pantalla que es de la partida en el Lenovo YOGA Book es de 10,1 pulgadas con una calidad de imagen bastante buena (Full HD), pero le falta algo de brillo -lo que la penaliza un poco en exteriores-. Eso sí, en la conectividad, todo lo necesario está incluido ya que no le falta ni Bluetooth, ni WiFi y, además, los datos ofrecen compatibilidad con LTE. Por cierto, el almacenamiento es de 64 GB, que se pueden ampliar con el uso de tarjetas microSD.

La batería es de 8.500 mAh, que se carga más lento de lo esperado pero que permite un autonomía muy buena y que encaja con un dispositivo pensado por y para la movilidad. En definitiva, el Lenovo YOGA Book nos ha convencido y nadie se sentirá defraudado al utilizarlo.

Pantalla del Lenovo YOGA Book

Cuestiones finales

Antes de finalizar queremos indicar que el convertible incluye dos cámaras. Este no creemos que sea un apartado clave en este tipo de producto, pero lo ideal es indicar lo que ofrece el Lenovo YOGA Book. La principal es de 8 megapíxeles y, la frontal, de 2 Mpx. La calidad que ofrece la más destacada es la que mostramos a continuación:

This slideshow requires JavaScript.

Un buen equipo este. Lo que más nos ha gustado es que es distinto y se arriesga con él (como la misma compañía ha hecho con el Moto Z que hemos probado en Topes de Gama). En lo que tiene que ver con el precio el Lenovo YOGA Book con Windows 10 cuesta 599 euros, mientras que el que incluye Android se queda en sólo 499.

Lenovo YOGA Book
Diseño80%
Rendimiento75%
Autonomía75%
Software75%
Pantalla73%
Precio76%
Lo Mejor
  • Pesa muy poco
  • Es un dispositivo original
Lo Peor
  • Pantalla de poco brillo
  • POdria ser Dual Boot
76%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (7 Votos)
73%
  • Toni Tijeras

    Comentas que lleva LTE, pero según he leído esto en el modelo Windows no es así. ¿lo puedes confirmar? También me gustaría saber si escribiendo en papel con un boli normal de casa, la tableta es capaz de registrarlo, para no estar cambiando las minas por el digital. Así usar siempre el digital para trabajar directo y un boli normal para escribir en papel…