Los teléfonos para jugar están de moda. Después de que el Razer Phone abriera la veda presentando un dispositivo orientado para los más gamers, poco a poco diferentes fabricantes han ido presentando sus soluciones. Y, como no podía ser de otra manera, Samsung ya está trabajando en su propio teléfono gaming.

Y es que, aunque no se puede garantizar que sea un smartphone orientado a los videojuegos, todo apunta a que el próximo dispositivo con el que está trabajando Samsung será un teléfono gaming en toda regla.

Comparativa del Honor Note 10 contra los principales teléfonos gaming

Hablamos de un dispositivo que contará con unas prestaciones superiores a los actuales buques insignia de la firma coreana y que destacará por contar con una mastodóntica batería que garantiza horas de diversión.

teléfono gaming de Samsung

El teléfono gaming de Samsung será un Galaxy A

Para empezar sabemos que el próximo teléfono para jugar de Samsung formará parte de la familia Galaxy A del fabricante con sede en Seúl. En cuanto a las características técnicas, los rumores apuntan a que este teléfono gaming contará con la joya de la corona de Qualcomm, el procesador Snapdragon 845.

A esto habrá que sumarle 8 GB de memoria RAM junto a tres posibles configuraciones diferentes de memoria interna con 64, 128 y 256 GB. El teléfono, que funcionará con Android 8.1 Oreo, destacará por contar con una batería de 4,000 mAh, más que suficiente para soportar todo el peso del hardware de este dispositivo.

La pantalla es un misterio pero si tenemos en cuenta las características del teléfono gaming de Samsung, lo normal sería que este dispositivo cuente con un panel de, por lo menos, 5.5 pulgadas.  Además se esperaría que tuviera aspecto 18:9 para reducir los marcos laterales y una resolución Full HD+ o incluso QHD+ para poder acceder a los contenidos VR que tiene la plataforma de realidad virtual de Samsung.

En cuanto al diseño del smarphone gaming de Samsung, este futuro miembro de la familia Galaxy A contará con un cuerpo fabricado en aluminio y cristal templado para dotar al teléfono de un aspecto realmente premium además de un sistema de refrigeración líquida parecido al del Samsung Galaxy Note 9 para enfriar el terminal mientras se utilizan aplicaciones que requieran de una gran carga gráfica.

Por ahora no se sabe la fecha de lanzamiento ni el precio de este teléfono gaming de Samsung por lo que habrá que esperar un poco hasta que la firma coreana nos invite a la presentación de este esperado dispositivo.