Ayer Google anunció el soporte oficial de Android para smartphones con pantalla plegable. Una iniciativa muy interesante, más si tenemos en cuenta que ayer el fabricante coreano mostró el diseño del Samsung Galaxy X, el primer teléfono plegable de Samsung. Pero, ¿cómo funcionarán las aplicaciones en un dispositivo con pantalla flexible del Samsung Galaxy X?

Sabemos que esta compatibilidad del sistema operativo de Google con cualquier teléfono plegable llegará con la versión Android Q y variará la forma de interactuar de las aplicaciones con las pantallas flexibles que llegarán junto a estos modernos terminales.

Además es un hecho evidente que Samsung no será el único fabricante que presentará una solución de este tipo. Por lo que era de esperar que las aplicaciones se tengan que adaptar a los tiempos modernos. Pero, ¿cómo se adaptarán las aplicaciones al Samsung Galaxy X y resto de smartphones plegables?

Diseño del Samsung Galaxy X

Las principales apps de Google serán las primeras adaptadas a teléfonos plegables

Evidentemente el gigante con sede en Mountain View ya está adaptando sus principales aplicaciones para que sean compatibles con cualquier smartphone plegable. De esta manera YouTube será capaz de reproducirse en la pantalla exterior mientras que podremos seguir trabajando con el panel interno desplegado. Muy útil para determinadas situaciones.

Otra de las novedades tiene que ver con la interfaz que necesita el Samsung Galaxy X o Samsung Galaxy F, el próximo teléfono plegable de Samsung. Para ello la compañía coreana ha unido fuerzas con Google para adaptar la interfaz a este dispositivo que muy probablemente vea la luz en el CES 2019 que se celebrará durante la primera semana de enero del próximo año en Las Vegas.

 

Para ello, cuando despleguemos la pantalla de 7.3 pulgadas con tecnología Infinity Flex del teléfono plegable de Samsung, si necesitamos utilizar solo una parte de la pantalla, la otra se apagará para ahorrar batería.

Lo mismo pasa cuando iniciemos cualquier aplicación en la pantalla plegada y, en el momento en que despleguemos la pantalla, la aplicación se transferirá de forma automática a la pantalla más grande sin ralentizar su uso en ningún momento.

Y en el caso del teléfono plegable de Samsung, Google trabaja para que el modo Ventana múltiple siga siendo funcional. De esta manera, si utilizamos la pantalla totalmente desplegada, el lado izquierdo se podrá utilizar para ejecutar una aplicación, mientras que el lado derecho podrá abrir otra app de forma simultánea para trabajar con ambas de una forma mucho más cómoda. En definitiva, podemos estar tranquilos ya que la usabilidad del Samsung Galaxy X está más que garantizada.

  • Pablo de Castro Portales

    Excelente sistema DeX un pc dentro de un tablet android