Ya se van conociendo algunos detalles de lo que ofrecerá el Samsung Galaxy S9, el modelo que ya está preparando la compañía coreana y que todo apunta a que llegará a principios del año 2018. Uno de los avances que ofrecerá este modelo será el incluido en la cámara, específicamente a la hora de grabar vídeo. Os lo contamos.

El caso es que se ha conocido que la compañía coreana está cerca de comenzar con la fabricación de un sensor propio que le hará igualarse con las mejores marcas del mercado a la hora de grabar a cámara lenta (que, en este caso, es Sony con el sensor que se incluye en sus modelos como por ejemplo el Xperia XZ1). ¿Y qué significa exactamente esto? Pues que en el mes de noviembre la firma comenzará a meter en fábrica un elemento que será capaz de alcanzar los 1.000 FPS. Cuando menos, será un salto evolutivo interesante para el Samsung Galaxy S9.

De esta forma, el nuevo modelo de gama alta de los coreanos permitiría grabar a cámara lenta con una calidad y precisión como nunca antes se ha visto en el portfolio de la firma. Y, evidentemente, sin ser el único avance que ofrecer le Samsung Galaxy S9, sí que podría ser de los que destacarían el termina… ya veremos si con uno o dos sensores (lo normal es que el dispositivo llegue con un par, todo hay que decirlo).

Trasera del Sony Xperia XZ1

Cómo se conseguirá para el Samsung Galaxy S9

Pues lo cierto es que por lo que se ha indicado en la fuente de la información, la idea de Samsung es que conseguir los 1.000 FPS de una forma diferente a como lo hace Sony, ya que no utilizarán una capa de las tres del sensor para almacenar la información. Se optará por dar uso a dos y, luego, los datos que se pasen a la DRAM para que se realicen todos los procesos. De esta forma, al trabajar de forma muy distinta, no habrá problema de patentes, por poner un ejemplo.

Snapdragon 845

El caso es que la grabación a cámara lenta a 1.000 FPS será una de las novedades ofrecerá el Samsung Galaxy S9, pero no la única ya que se espera que existe un avance en memoria RAM, que podría llegar a los 8 GB y, como no, el procesador Exynos evolucionará igual que lo norma es que el Snapdragon 845 también sea una posibilidad (y, de nuevo, con dos variantes por tamaño de pantalla).