No hace mucho que indicamos en Topes de Gama que el Samsung Galaxy S8 será un modelo que tendrá como una de sus grandes novedades el uso de un sistema de reconocimiento facial integrado. Esto hará que el terminal sea uno de los más completos en lo que tiene que ver con la opciones de seguridad de acceso que hay en el mercado, ya que ofrecerá dos más integradas. Pero, por lo que se ha podido conocer, el uso del nuevo añadido será más amplio de lo esperado.

Así, todo apunta que el reconocimiento facial del Samsung Galaxy S8 se podrá utilizar como sistema de control de acceso y desprotección del terminal como era de esperar (y seguro que funcionará mucho mejor que el que Google intentó dar uso hace unos años en Android) pero, también, se combinará de tal forma que también la posibilidad de utilizarlo de pasarela de pago será posible. Por lo tanto, consigue funcionalidades que ahora mismo son de l partida en los lectores de huellas.

Si se conforma este punto, queda claro que la compañía coreana está más que segura del buen funcionamiento y fiabilidad del reconocimiento facial que estrenará en el Samsung Galaxy S8. Y, por lo tanto, el uso de cámaras y sensores frontales para este propósito es de lo más efectivo para incluso asociarlo para realizar transacciones económicas al utilizar el smartphone (si todo va bien, en el futuro este nuevo sistema se integrará en otros terminales de la compañía, como por ejemplo el Galaxy Note 8 que llegará este mismo año).

Imagen frontal del Samsung Galaxy S8

Sistemas de seguridad y ¿adiós a los lectores de huellas?

Pues lo cierto es que para que el reconocimiento facial sea una opción viable a la hora de hacer pagos como se está indicando, se tiene que incluir sistema de seguridad adicionales en el propios proceso de ejecución. Así, aparte de fiabilidad en lo que se reconoce, también el uso de la encriptación debe ser de la partida para que las compañías vean en este nuevo accesorio integrado una opción real (más allá del uso de Samsung Pay, que seguro que es de la partida para demostrar su buen funcionamiento).

Esto, quizá, anuncie el declive de los lectores de huellas para algunas compañías, y eso que es ahora cuando este accesorios se está estandarizando (y, no olvidemos, que en el Samsung Galaxy S8 será colocado en la parte posterior por lo que se mantendrá activo, así como la inclusión del reconocimiento de iris). Lo cierto es que prescindir de él liberaría espacio en el interior de los smartphones, y permitiría optimizar los diseños y la disipación de calor. Pero, lo cierto, es que esto se tiene que entender como algo a un futuro a medio plazo, como mínimo.

Lector de huellas en el Samsung Galaxy S8

El caso es que parece que la compañía coreana tiene la intención de ofrecer la opción de hacer pagos móviles con el Samsung Galaxy S8 tanto con el uso del reconocimiento facial como con el lector de huellas como pasarela de seguridad. Y, esto, se pude convertir en algo diferencial respecto a sus competidores, lo que siempre es algo que pretenden los fabricantes. Por cierto, que este modelo, como indican en MovilZona, también incorporará la opción grabar a súper cámara lenta.

  • Daniel George

    Podría ser interesante pero quisiera saber como funcionara esto en condiciones de baja luminosidad o mejor dicho de noche