Parece que ni siquiera Samsung nos da un respiro. Hemos tenido una segunda mitad de año bastante movida debido a todos los lanzamientos de terminales y novedades que hemos visto, pero Samsung, aún con el Note 8 en mente, ya está preparando el procesador del Galaxy S9, el Exynos 9810.

El año pasado pudimos ver cómo Samsung colaboraba con Qualcomm para la fabricación del Snapdragon 835. En este tipo de colaboraciones vemos la gran entidad que es Samsung para fabricar un procesador que utiliza casi toda la gama alta. Y como siempre, en sus terminales, han decidido utilizar el procesador Qualcomm para el mercado americano y el Exynos para el internacional.

Descubre cuál será el procesador del Samsung Galaxy A5 2018

Su marca Exynos ha estado en todo momento muy cerca de los procesadores Qualcomm, por no decir que era prácticamente los mismos, al ser sus benchmarks y tecnologías muy parecidos. Con la noticia de que Qualcomm y Samsung no colaborarían este año, pudimos pensar que la firma coreana apostaría únicamente por su línea de procesadores en los próximos años, y el presentado hoy puede ser el rival de Qualcomm, Apple, MediaTek y Huawei para la gama alta.

Características del nuevo procesador Exynos 9810

Como siempre a final de año, Samsung anuncia los procesadores que va a utilizar para el año siguiente, esta vez para el año 2018. Hoy hemos podido conocer el nuevo Exynos 9810, un procesador que sigue fabricado en una tecnología de 10 nanómetros. No es un salto muy grande entre una generación y otra, dado que esperábamos una fabricación en 8 nanómetros, pero quizá todavía no se está preparado para esta nueva tecnología.

Este procesador tiene un nuevo procesador gráfico, y una velocidad de descarga de 1.2 GBPs, que en comparación con el 1GBPs del Note 8 es un salto que prepara a los móviles Samsung a la tecnología 5G. No sabemos el porcentaje de mejora que ha habido desde un año a otro, ni la velocidad que tiene respecto al procesador del Note 8, al haber aparecido tímidamente en una nota de prensa con los datos mencionados anteriormente.

Esperamos que a principios de año, veamos una presentación más grande de este procesador, que podría llevar el Galaxy S9, ¿será un error no haber utilizado la tecnología de 8 nanómetros? Puede que sí, en caso de que Qualcomm logre fabricar el Snapdragon 845 en esta tecnología, veríamos como Samsung por primera vez en mucho tiempo se queda por detrás.