Desde hace un tiempo se tiene bastante claro que la compañía Tesla, liderada por Elon Musk, tenía la intención de poner en el mercado un coche eléctrico tipo crossover. El modelo en cuestión es el Tesla Model Y, del que se ha conocido cuál será la posible fecha en la que comenzará su producción.

Lo cierto es que en este modelo se tienen puestas muchas expectativas, ya que apunta a ser todo un éxito en ventas. Eso sí, es de esperar que debido a la experiencia que se ha conseguido con la producción del Tesla 3 (que no va tan bien como le gustaría al CEO de Tesla), no se cometan los mismos errores en previsiones ni en la línea de producción -algunos usuarios han mostrado su descontento con los acabados de estos coches-.

Tesla Model Y, primeras señales de vida de este SUV compacto

El caso, es que la fuente de la información apunta a que será en noviembre de 2019 cuando se tiene la intención de comenzar con la producción del Tesla Model Y. Este dato se ha conocido debido a que los proveedores de los componentes del mencionado coche ya han comenzado a gestionar los contratos con la compañía de Musk. De forma habitual, esto ocurre más o menos 18 meses entes de que las fábricas comiencen a trabajar en un nuevo modelo, por lo que se entiende que la fecha es la antes indicada. Curiosamente, esta vez no se incumpliría previsión alguna, ya que el fabricante no había proporcionado ninguna en concreto.

Aspecto de un Tesla Model Y de color blanco

Algunos detalles de la fabricación del Tesla Model Y

Uno de los más destacados a este respeto, y que se espera que evite lo que está ocurriendo con el Tesla 3, es que la cantidad de cableado será mucho menos en el nuevo crossover de la firma norteamericana se reducirá de forma notable. Así, el Tesla Model Y incluiría sólo cien metros -gracias a avances en el hardware de transmisión y los voltajes utilizados-, mientras que en el mencionado Tesla 3 esta cantidad asciende a nada menos que 1.524 metros, una diferencia tan notable como espectacular si finalmente se consigue.

El Porsche Mission E adoptará una característica de los Tesla

Otro detalle importante es que, finalmente, la producción del Tesla Model Y comenzara en 2019 en las fábricas que tiene la compañía en Fremont (California), para posteriormente en 2021 de realizar esto en China (habrá que ver qué piensa el actual presidente de EEUU al respecto si esto llega a ocurrir). Por lo tanto, parece que nada de una nueva plataforma a medida para este coche, como se pensaba que Musk tenía intención de realidad, por lo que se utilizarán como base las ya conocidas de otros modelos del fabricante. Optimización lo llamarían algunos.

Diseño del Tesla Model Y de color rojo

El caso, es que todo apunta a que en noviembre de 2019 aquellos que tengan reservados un Tesla Model Y, tendrán mucho más cerca el recibir el crossover eléctrico del que hablamos. Posiblemente, es te coche se puede convertir en un gran éxito de ventas… ¿o no?