Las ciudades cada vez buscan ofrecer medios de transportes alternativos a los tradicionales como, por ejemplo, los coches. Unas de las posibilidades cada vez con mayor aceptación para trayectos cortos son los patinetes eléctricos y, por ello, existen varias compañías que ya trabajan en sacarle partido. Una de ellas, por lo que parece, es Uber.

Por lo que parece esta firma ya trabaja en ofrecer sus propios patinetes eléctricos, para de esta forma complementar las opciones que ya ofrece en otro tipo de soluciones de movilidad tanto actuales como de futuro (incluso, se sabe que Uber tiene en pleno desarrollo un sistema de transporte público donde se lleve a los pasajeros de un lugar a otro volando).

Uber también se apunta al negocio del alquiler de bicicletas

Lo cierto es que de una forma firme pero ciertamente silenciosa en Uber se lleva trabajando en ofrecer un servicio de patinetes eléctricos para la ciudad donde el alquiler sea la forma en la que se pueden utilizar este medio de transporte urbano. Un ejemplo de lo que decimos es la compra este mismo año de Jump por parte de la compañía de la que hablamos (por 200 millones de dólares). De esta forma, ya dispone de la infraestructura necesaria para comenzar con el desarrollo del servicio de alquiler en las ciudades -incluso, ya tiene permisos en Santa Mónica para comenzar con las pruebas de la implementación.

Patinete eléctrico de Uber

Uber ve una buena solución en los patinetes eléctricos

Esto es algo que parece bastante claro que va a llegar ya que es una forma efectiva y eficiente de reducir los agentes contaminantes en la ciudades y, como no, los problemas de tráfico que existen en las urbes más grandes. Además, es una solución económico para el usuario (siempre hablando de trayectos cortos). Eso sí, se debe mejora el sistema de uso que existe, ya que los que se basan en la ausencia de muelles para dejar los patinetes eléctricos es poco efectivo por los problemas de el espacio que ocupan estos en los lugares donde se dejan. El caso, es que Uber ve una buena oportunidad de negocio aquí y, por ello, trabaja en posicionarse.

Uber

En una entrevista al Nick Foley, jefe de producto de Jump que es la compañía pasarela que utilizará Uber -y que actualmente ofrece alquiler de bicicletas en EEUU-, este directivo indica que están trabajando para ofrecer una mejor solución de las que existen en la actualidad. Y esta se basaría en ofrecer patinetes eléctricos más potentes y mejores prestaciones (y,  demás, con elementos más atractivos en el diseño y la eficiencia, como por ejemplo que los cables de los frenos estén escondidos). Esto, evidentemente, es una muestra clara como se apunta en la fuente de la información que Uber en poco tiempo tendrá su propio servicio de alquiler en las ciudades.

Uber pone fecha para la llegada de sus coches autónomos