El navegador más utilizado en todo el mundo es Google Chrome, aunque hace unos años no muchos apostaban por ello debido a que era Explorer de Microsoft el dominante. Pero las cosas han cambiado, y los de Mountain View han hecho las cosas bien. El caso, es que si deseas que cuando abras este software lo hagas con navegación privada, puedes hacerlo y te contamos cómo conseguirlo.

Desde hace ya bastante tiempo en Google Chrome se incluye la opción de abrir una ventana llamada de incógnito (a esta se accede con el menú que aparece al pulsar en el icono con tres puntos verticales que hay en la parte superior del navegador). Pero, lo que nosotros os proponemos es el que el software se abra siempre de esta forma, para que todo esto se automatice. Y, la verdad, es que es posible conseguirlo y sin que sea muy complicado.

Añade reconocimiento de voz a Google Chrome

Cómo abrir siempre Google Chrome de incógnito

Lo cierto es que no se tiene que recurrir a una extensión o software adicional para conseguir esto, ya que la propia Google incluye lo necesario para conseguirlo… simplemente es cuestión de saber lo que hay que hacer. Y, por lo tanto, si por motivos personales o profesionales necesitas navegar siempre de incógnito, es completamente posible conseguirlo con Google Chrome.

Lo que tienes que hacer es seguir estos pasos que indicamos a continuación para llega a buen puerto y que de forma automática se inicie Google Chrome en modo de incógnito siempre:

  • Localiza el acceso directo a Google Chrome que tienes en el escritorio y, en caso de no tenerlo, créalo de forma habitual en Windows 10
  • Ahora pulsa con el botón derecho del ratón en el acceso directo y selecciona a opción Propiedades en el menú contextual que aparece
  • Busca en la ventana que parece un apartado denominado Destino y en el texto que aparece, tienes que añadir al final los siguiente: -incognito (dejando un espacio, esto es importante)
  • Pulsa en el botón Aceptar y habrás acabado. Así de sencillo es todo en Google Chrome

Como se ha podido ver, no tiene complicación alguna el configurar el acceso directo de Google Chrome para que al utilizarlo se abra la ventana de incógnito de forma automática. Y, además, todo lo que se ha hecho es completamente reversible ya que, con eliminar el texto añadido, todo vuelve a la normalidad.