Justo antes de que el iPhone X llegue a las tiendas el próximo viernes, eso sí, en cantidades muy reducidas, Apple ha liberado la nueva versión de su sistema operativo, iOS 11.1. Y como en toda actualización hay algunas mejoras interesantes, en este caso destacan los nuevos emoji de iOS 11.1 y la resolución de algunos problemas. 

A comienzos del mes de octubre os contábamos algunas de las novedades que nos traería la beta 2 de iOS 11.1, que también ofrecía algunas novedades similares a las que nos trae la que ahora es la versión pública y definitiva de iOS 11.

Novedades de iOS 11.1 que llegan ahora a iPhone y iPad

Esta nueva actualización nos ofrece como principal novedad la llegada de nada menos que 70 nuevos emoji, en lo que es una de las revisiones más importantes de este aspecto tan importante del sistema, sobre todo por lo recurrente que es su uso. Esta actualización de iOS 11.1 pesa 305 megas, y ya se puede instalar en todos los iPhone y iPad compatibles con la anterior versión del sistema liberado a principios del mes de septiembre, justo tras la presentación de los nuevos iPhone 8 y iPhone X.

iOS 11.1

Dentro de estos emoji podemos encontrar nuevos personajes que representan más situaciones de la vida cotidiana o del lenguaje de signos. De esta forma podremos disfrutar en el teclado de iOS de nuevas formas de expresarnos mediante estos populares iconos y signos, que suelen copar la actualidad cada vez que se actualizan o se plantean nuevos integrantes. Otra de las novedades más importantes que ofrece esta actualización de iOS 11.1 es la que permitirá a los iPhone y iPad protegerse de la vulnerabilidad Wifi de KRACK.

Esta brecha de seguridad descubierta hace sólo unas semanas permite a los hackers acceder a nuestro móvil, en este caso también un iPhone con iOS, a través de la red Wifi, saltándose la protección de seguridad WPA2, un protocolo que hasta ahora se consideraba completamente seguro, y que ahora se ha comprobado que no es así. Han sido numerosos los fabricantes que han anunciado parches para contrarrestar esta vulnerabilidad, y uno de ellos es Apple, que la ha resuelto con le lanzamiento de iOS 11.1, que ahora es más seguro frente a esta amenaza de la que nadie está a salvo. Ahora es el momento de instalar la actualización y comprobar si hay algún daño colateral, como la autonomía u otros aspectos importantes del sistema, algo que tristemente es común en este tipo de actualizaciones.