Si ya tienes un Samsung Galaxy S8 o si tienes en mente hacerte con el excelente phablet Samsung Galaxy Note 8, es posible que, mediante la gestión de unos apartados de configuración, puedas ahorrar algo de la carga de su batería que se incluye en ambos modelos. Te indicamos cómo conseguir esto.

Las opciones que vamos a proporcionar son las propias que se incluyen en la interfaz de usuario que tienen los nuevos modelos de gama alta de la compañía coreana, que ahora tiene el nombre de Samsung Experience (y que es la heredera de TouchWiz). Por lo tanto, no son opciones que, para aprovecharlas, sea necesario instalar software adicional o desproteger (rooterar) el Samsung Galaxy Note 8, por poner un ejemplo.

Esto quiere decir que se aprovechan las opciones que la propia firma coreana ofrece, siendo algunas de ellas de lo más interesantes y que, algunos, no conocen que existen. Eso sí, no se debe esperar poder ajustar opciones propias del sistema operativo de los Samsung Galaxy Note 8 y Galaxy S8, ya que esto no se puede hacer (pero, quien sabe si con el tiempo se cambiará esto, como el poder deshabilitar el botón hardware de Bixby).

Uso del teléfono Samsung Galaxy S8

Ahorra batería con el Samsung Galaxy Note 8 y el Galaxy S8

Lo primero que tienes que hacer es conocer si hay algunas aplicaciones que son susceptibles de ser cerradas cuando están trabajando en segundo plano, ya que pueden consumir recursos sin necesidad. Esto lo puedes ver en el apartado Batería, que lo encontrarás en Mantenimiento dispositivo de los Ajustes. Pulsa en el icono correspondiente y, luego, utiliza la flecha que apunta hacia abajo en Control de energía de aplicaciones.

Revisa las existentes y, entonces, si ves alguna que no es necesaria, vuelve a la pantalla anterior, pulsa en Aplicaciones siempre inactivas y añade las que ha revisado antes que no debería estar consumiendo energía.

La pantalla del Samsung Galaxy Note 8 y Galaxy S8

Dos cuestiones es posible configurar en lo que tiene que ver con el panel para reducir, aunque sea un poco, el consumo de energía. La primera es reducir el tiempo que tarda el Galaxy S8 o el Galaxy Note 8 en apagar la pantalla. Esto se encuentra en el apartado Pantalla de los Ajustes y se configura en la opción Tiempo de espera de pantalla. Lo ideal, es poner 30 segundos o menos.

Ahora ve al apartado denominado Pantalla de bloqueo y seguridad y, aquí, puedes apagar la pantalla activa llamada Always On Display mediante el deslizador disponible. Esto elimina lo que se muestra en la pantalla cuando está entra en reposo y, si bien no consume mucho, es posible ahorrar un poco si esta funcionalidad se deshabilita.

Algo más para los Samsung Galaxy Note 8 y Galaxy S8

Aunque pueda parecer mentira, los gestos que reconocen las pantallas pueden ser un motivo de excesivo consumo, ya que se tiene al terminal pendiente de si se utiliza esta opción o no. Por lo tanto, si eres de los que no los utiliza, puedes desactivar todos lo que se incluyen en el Samsung Galaxy Note 8 y Galaxy S8 en el apartado Funciones avanzadas de los Ajustes. Cada una de las posibilidades tiene su propio deslizador.

Uso de gestos en el Samsung Galaxy Note 8