La realidad virtual va dando pasos interesantes y, por lo tanto, mejorando las opciones que ofrece a los usuarios. Un ejemplo de lo que decimos queda claro en la nueva versión de las gafas Samsung Gear VR que hemos analizado y en las que hemos descubierto novedades tanto en su uso como en el apartado estéticos. Os las contamos.

Esta nueva entrega es compatible tanto con el Samsung Galaxy S8 como con el Galaxy S8+, por lo que serán estas las que debes conseguir si deseas entrar en el mundo de la realidad virtual con los últimos terminales de gama alta de la compañía coreana. Lo cierto es que no hay una gran revolución en lo que se ofrece en las Samsung Gear VR, pero sí avances significativos como, por ejemplo, que el nuevo modelo es de color negro, lo que creemos que les aporta un aspecto más atractivo.

Gafas Samsung Gear VR en uso

En la fabricación se sigue contando con la colaboración de Oculus, una de las grandes compañías en el mundo de la realidad virtual, por lo que el buen comportamiento está asegurado en un propio. Por cierto, esta empresa es la que también crea el software que sincroniza las Samsung Gear VR con el teléfono en cuestión y, hasta la fecha, no hay queja alguna en el trabajo realizado.

Primeros pasos con la Samsung Gear VR

Estas nuevas gafas pensadas por y para la realidad virtual pesan 345 gramos, lo que no es mucho y permiten que no se sienta mucho cansancio al darle uso de forma continuada (el material de fabricación es el plástico). Al probarlas, la comodidad es buena, al menos en nuestra opción, y el sistema de anclaje que se utiliza es el mismo que en el modelo al que sustituyen en el mercado, que ya funcionaba bastante bien.

Una de las novedades de esta nuevas Samsung Gear VR es que el puerto de conexión interior es USB tipo C, por lo que se elimina la compatibilidad con anteriores terminales de la compañía coreana, pero como hemos indicado toda la gama Galaxy S8 si es posible darle uso (y, evidentemente, la opción estará presente en todos los terminales potentes del fabricante que incluyan esta interfaz). Por cierto, al colocar el terminal en cuestión, nos ha dado la sensación que el acabado es de una mayor calidad… lo que aporta seguridad en el uso.

Se incluyen en la parte derecha de las Samsung Gear VR existe un pad táctil que permite interactuar con lo que se ve con las gafas. Adicionalmente, en este lugar está los botones Home y Atrás, que se acompañan de los propios del volumen que, quizá, tiene un recorrido algo menor de lo esperado.

Uso de las gafas Samsung Gear VR

Detalles de las Samsung Gear VR

Las lentes que se integran en las gafas tiene 42 milímetros que permiten un campo de visión de 101 grados, lo que es beneficioso para obtener una buena experiencia de uso al crear entornos reales. Disponen de tecnología de distorsión y corrección, sin que falte el sistema de gestión de la distancia mediante el uso de una rueda que permite ajustar al máximo el punto exacto que el usuario necesita apara atizar correctamente las Samsung Gear VR.

En el interior del accesorio hay diferentes sensores: giroscopio, acelerómetro y de proximidad, que son los que permiten “entender” los movimientos que se hacen con las gafas puestas. Pero si hay algo que es nuevo y esencial en las gafas es el controlador externo que se incluye con estas y que se utiliza a modo de mando con una mano.

Mando incluido en las Samsung Gear VR

Dos son las grandes virtudes que proporciona este nuevo accesorio. La primera es que la comodidad es mayor ya que no se obliga al usuario a estar constantemente moviendo la cabeza y los ojos para realizar acciones (lo que evita posibles mareos en muchos casos). La segunda virtud es que hace mucho más natural el uso de la interfaz de las Samsung Gear VR, ya que con la mano es todo más intuitivo adicionalmente se acercan un poco más a lo que ofrece la competencia. Por cierto, este funciona con pilas y es pequeño, pero se ajusta bien en la mano -y se integran todos los botones necesarios… incluso, se añade un gatillo-.

Experiencia con las Samsung Gear VR

La interfaz de uso (Oculus Home) es prácticamente la misma de las generaciones anteriores, por lo que no hay grandes cambios aquí. Eso sí, cada vez hay más aplicaciones. Sin llegar a los niveles visuales de las gafas que utilizan ordenadores, hay que decir que se ha mejorado bastante y que la sensación al jugar y disfrutar de contenidos es buena -con unos gráficos que son de calidad -ya que la pantalla de los Galaxy S8 así lo permite-. Por lo tanto, hay mejora y se da un paso adelante.

This slideshow requires JavaScript.

Las nuevas gafas Samsung Gear VR tienen un precio de 129 euros, que no es desorbitado para conseguir una buena experiencia de uso a la hora de disfrutar de la realidad virtual y que, además, ofrece la gran mejora de incluir el mando externo. Merecen la pena.

Samsung Gear VR 2017
Diseño80%
Software78%
Conectividad80%
Funciones84%
Usabilidad84%
Precio80%
Lo Mejor
  • Buena fabriacción
  • Nuevo mando incluido
Lo Peor
  • Muchos contenidos son de pago
  • Botones de volumen mejorables
81%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (5 Votos)
49%