LG Ultra, probamos un portátil al que no le falta de nada

LG Ultra, probamos un portátil al que no le falta de nada

Redacción

Hemos probado uno de los portátiles más interesantes de los últimos tiempos. Se trata del LG Ultra, un equipo que viene para cumplir con todas las necesidades de cualquier usuario y en el que no se han olvidado ni un detalle.

Como ya podéis ver en vídeo, nuestras impresiones con el equipo no han podido ser más satisfactorias. Un equipo robusto, elegante y con todo lo necesario para cumplir no solo como una herramienta genial de trabajo sino también a la hora del ocio.

Un portátil para usuarios que quieren un equipo versátil

Parte desde una cifra de 1199 euros pero podemos decir que está en un rango de precio más que justificado por algunas de las características que incorpora. La más señalada, sin duda, es su tarjeta gráfica dedicada Nvidia GeForce GTX 1650 Ti. Garantiza un rendimiento óptimo en cualquier videojuego actual y, al mismo tiempo, no estamos ante un pesado y algo incómodo portátil gaming. En su lugar tenemos un equipo que pesa apenas 1,9 kilos con un diseño en aluminio anodizado y unos 2 cm de grosor. Y sobre todo, sobriedad por todos lados y nada de líneas «agresivas» o lucecitas. Sólo se permite un lujo, su teclado retroiluminado.

LG Ultra videojuegos

Cabe rematar también con un comentario para su pantalla de 15,6 pulgadas, algo más grande que la media y sobre todo que esos ultra-portátiles de 13 pulgadas. Un espacio para trabajar cómodamente y disfrutar tras la jornada de contenido multimedia y ocio a una resolución que si bien no llega al 4K, es FullHD+. Por otra parte, el brillo, el detalle que nos dice si la pantalla se ve bien en exteriores muy iluminados y que con los 300 nits del LG Ultra es algo que no nos tiene que preocupar.

LG Ultra teclado

Otra cosa cuidada por LG es que no nos falte espacio y por ello, el LG Ultra hace honor a su nombre con un SSD de los más generosos, 512 GB, además de una RAM de 16GB. Estos dos datos se traducen en que no habrá ningún problema para almacenar todos los archivos que necesitemos y no nos faltará potencia, porque además tiene un Intel Core i7-1165G7, para tener tantas aplicaciones como necesitemos abiertas o, incluso, realizar labores que requieren de un buen ordenador como puede ser la edición de vídeo o el uso de programas de diseño. Tampoco faltan todas las conexiones actuales (y como se puede ver en el vídeo, todas son todas, tanto para cable como inalámbricas).

LG Ultra

Entrando ya en detalles especiales, que ampliamos en la review, no podemos olvidarnos de una asignatura pendiente en la mayoría de los portátiles: el sonido. Suele ser el talón de Aquiles de la mayoría ya que suelen montar altavoces pequeños y de limitada calidad. No es el caso de este equipo que tiene unos altavoces estéreo DTS: X Ultra, con una calidad similar a la que podemos obtener en algunas Smart TV de gama media. Así que los «serieadictos» pueden estar tranquilos, no sólo se ven bien los contenidos de Netflix y similares, los van a escuchar sin problemas.

LG Ultra

Podríamos seguir hablando de este producto, que vaya por delante, está recomendado para cualquier usuario que necesite un ordenador portátil potente, que sirva para trabajar pero también para echarse la «partidita» o ver tranquilamente sus películas, pero no quiere ir a uno gaming. Por precio y prestaciones, ahora mismo el LG Ultra debe ser una compra a tener muy en cuenta.

¡Sé el primero en comentar!