Se le esperaba en el día de hoy, y no ha faltado a la cita el Xiaomi Mi Watch, el primer smartwatch que lleva la marca de la compañía asiática. Y, lo cierto, es que el movimiento de la firma asiática es de lo más interesante por varias razones y apunta a ser tan importante para el usuario (y las ventas) como en su momento fue la Mi Band. Esto es lo que ofrece.

Estéticamente se ha conformado lo que se esperaba: estamos ante un modelo acabado en aluminio -la parte posterior es de cerámica- que recuerda, como poco, al Apple Watch ya que incluso tiene el gran botón o corona característica en la zona derecha pero un poco más arriba que el modelo de la compañía de Cupertino. La forma de la pantalla, que es rectangular, abarca todo el frontal del Xiaomi Mi Watch y está protegida con cristal de zafiro, lo que asegura una buena resistencia. Por cierto, el panel elegido es de 1,78 pulgadas tipo AMOLED, lo que en principio asegura la buena calidad de imagen (326 ppp) y respuesta táctil.

Qué son los smartwatch híbridos y diferencias con el resto

Uno de los añadidos que ofrece este modelo es un segundo botón en la parte derecha que tiene varios usos y que es posible configurar, lo que puedes ser bastante útil y recuerda un poco al Huawei Watch GT 2. En la zona izquierda está tanto el micrófono como el altavoz, lo que ya inicia que este smartwatch permite realizar y recibir llamadas. En lo que tiene que ver con las correas, que son intercambiables, las incluidas son de caucho fluorado lo que permite una buen acabado y resistencia -siendo el cierre con hebilla tradicional-.

Diseño del smartwatch Xiaomi Mi Watch

El sistema operativo del Xiaomi Mi Watch, toda una sorpresa

Los últimos datos indicaban que el elegido por la firma asiática podía ser una versión libre de Android para incluir la habitual personalización que ofrece Xiaomi en sus productos. Esto último existe ya que MIUI está presente… pero por debajo lo que está es Wear OS de Google. Es decir, que aquello que se pensaba que este desarrollo no era posible cambiarlo… se ha demostrado que no es así. El caso es que esto permite la instalación de aplicaciones para sacar partido a las muchas funciones que ofrece el smartwatch (gestión de notificaciones; toma de datos físicos; etc.). Pero, eso sí, la descarga se realiza desde una tienda propia. Esto puede ser una restricción si la firma no añade contenido de forma habitual.

En el interior del Xiaomi Mi Watch existe un chip NFC para realizar pagos, lo que es un buen añadido ya que cada vez son más los que se deciden por el uso de este tipo de accesorios, y el control de los diferentes dispositivos que se tiene en el hogar y que son conectados. En lo que tiene que ver con la conectividad, las opciones que ofrece el reloj inteligente son amplias, ya que dispone de Bluetooth 5.0; WiFi; GPS; e, incluso, hay una versión que es compatible con eSIM. Por cierto, el producto incluye un motor de vibración independiente, lo que asegura un buen desempeño al ejecutar esta forma de aviso.

Otros detalles hardware y precio del nuevo smartwatch

El procesador que se incluye en el interior de este dispositivo es un Snapdragon 3100 4G de cuatro núcleos que trabajan una frecuencia máxima de 1,2 GHz. Es el primero del mercado en ofrecer este componente para el uso habitual, ya que dispone de conectividad de datos por defecto. Importante comentar que la batería integrada en el Xiaomi Mi Watch es de 570 mAh, por lo que es uno de los mejores al menos en lo que tiene que ver con el amperaje y, según la propia compañía, la autonomía es de dos días de uso habitual.

Carga de la batería del smartwatch Xiaomi Mi Watch

Desde hoy es posible reservar este reloj inteligente en China y la puesta a la venta se sitúa en el 11 de noviembre. En lo referente a lo que hay que pagar para hacerse con el Xiaomi Mi Watch, lo cierto es que la agresividad es grande y se quiere imitar lo ocurrido en las ventas con la smartband de la firma, ya que al cambio se queda en 165 euros al cambio. Sin duda, una excelente relación calidad/precio. Habrá que ver cuándo desembarca en otras regiones, algo que seguro hará.