Uno de los accesorios wearables que está llamado a obtener unas ventas muy elevadas en lo que resta de este año 2018 es la pulsera Xiaomi Mi Band 3. Pues bien, la primera actualización de software de este producto ya es una realidad y con ella se incluye una nueva funcionalidad que apunta a ser de lo más útil.

Generalmente, la primera actualización que recibe un dispositivo suele ser de corrección de errores y aumento de la estabilidad -una vez que se tiene el soporte y experiencia de uso con  muchos usuarios-. Esto es así en la Xiaomi Mi Band 3, donde no falta la solución de fallos menores como suele ser habitual, así como una optimización de su funcionamiento. Pero, además, se incluye lo necesario para dar un nuevo uso a la pulsera y, por lo tanto, realizar algo que hasta la fecha no era posible con ella.

Xiaomi Mi Band 3, TV 4K, Gafas VR y resto de novedades presentadas

Concretamente, lo que se ha habilitado con la primera actualización de la Xiaomi Mi Band 3 es el silenciar de forma remota el smartphone con el que este accesorio wearable está sincronizado. De esta forma, se puede conseguir que el teléfono en cuestión no emita ningún sonido y pasarlo al estado de No molestar simplemente dando uso a la pulsera, lo que aumenta a comodidad de uso y la funcionalidad de la Xiaomi Mi Band 3. Ideal si no se tiene encima el móvil o, simplemente, se está en el cine y no se desea sacar el terminal del bolsillo.

Actualización de la Xiaomi Mi Band 3

Restricciones de la actualización de la Xiaomi Mi Band 3

Pues lo cierto es que no son muchas, pero hay una que creemos que es importante y se debe conocer (y no tiene que ver con la nueva funcionalidad o eliminación de alguna existente): el firmware sólo está disponible para los usuarios que tiene un terminal con Android, por lo que aquellos que utilizan un iPhone de Apple tendrán que espera un poco más para descargar y añadir opciones a su Xiaomi Mi Band 3. De todas formas, se ha comunicado que esto no tardará mucho en producirse.

Pantalla de la Xiaomi MI Band 3

Lo cierto, es que con el precio que tiene la Xiaomi Mi Band 3, más o menos 30 euros, y la gran cantidad de opciones que ofrece -como una pantalla que muestra más información o la resistencia ante al agua y polvo-, no es de extrañar que las ventas vayan muy bien. Y, todo esto, a la espera al modelo con NFC que será puesto a la venta en el mes de septiembre, pero en este caso con un precio más alto, ya que se estima en unos 40 € para el mercado europeo.

Los mejores wearables que hemos probado en Topes de Gama

  • Pablo M.B.

    Lo tengo desde hace un mes y aclarar que NO tiene batería integrada.