Malas noticias para ASUS, aunque no es una sorpresa: su gama de smartwatch con sistema operativo Android Wear parece que toca a su fin. Según se ha conocido, los relojes inteligentes ASUS ZenWatch no volverán al mercado con nuevos modelos, por lo que significa la retirada de un nuevo fabricante de este segmento del mercado.

Curiosamente, cuando los fabricantes tradicionales de relojes han decido apostar por los smartwatch de forma decidida (un ejemplo es TAG Heuer o Casio), son varios los que se retiran que vienen del mundo de los dispositivos móviles. Uno de ellos es ASUS, que arroja la toalla y, por ello, no volveremos a ver en el mercado un nuevo modelo de la gama ASUS ZenWatch. La verdad, es que esto es algo que se veía desde hace un tiempo, todo hay que decirlo.

Las razones del adiós de los ASUS ZenWatch

Pues esta no es una muy habitual en el mercado: unas ventas que no permiten sostener una gama de producto. Según se indica en la fuente de la información, la compañía asiática estaba mandando entre 5.000 y 6.000 unidades a producción mensualmente, pero las ventas no han alcanzado para nada estos niveles –y esto esa sí aun siendo estos relojes inteligentes de los más baratos con Android Wear-. Por lo tanto, no es viable mantener a los ASUS ZenWatch y consecuentemente, se abandona.

Imagen de ASUS ZenWatch

 

Por lo tanto, estamos ante un fracaso incuestionable, ya que no se ha conseguido convencer a los usuarios con la gama ASUS ZenWatch, estos se han decantado por otros fabricantes como pueden ser Huawei o Motorola (por cierto, estos han dejado el mercado también de forma indefinida), que ofrecen modelos más caros y por lo tanto se demuestra que el factor económico no es precisamente el problema. El caso, es que los números no son precisamente buenos, y las dos veces que he podido utilizar uno de estos dispositivos no he tenido la mejor experiencia de uso posible.

Google tiene que mejorar, y mucho

Pues la verdad es que la compañía de Mountain View no ha hecho los deberes de la mejor forma posible con Android Wear, y el retraso de la llegada de la segunda versión (bastante mejorada, eso es cierto) ha hecho que algunos fabricantes tomen la misma decisión que Samsung en su día: abandonar el sistema operativo. Por cierto, que hablando de esta última compañía, hay que decir que sus relojes inteligentes con Tizen avanzan adecuadamente y que su cuota de mercado sea muy buena. También se detecta cierto “gusto” por parte de Google por cómo va tomando cuerpo el mercado de los smartwatch, donde los fabricantes tradicionales de relojes cada vez están más presentes. Y, esto, penaliza al resto.

Imagen ASUS ZenWatch

El caso es que los ASUS ZenWatch serán cosa del pasado -y los coleccionistas-, ya que se abandona la gama de producto y, de esta forma, se escenifica el fracaso del fabricante en un segmento donde no ha tenido una gran presencia ni especial relevancia. Sus ventas, por lo que parece, hacen inviable el seguir con la producción. Y, esto, es algo que antes o después se intuía que pasaría.

  • twiky

    Aplicación para Android Wear ya existía, pero no estaba optimizada para Wear OS por lo que se necesitaba que el teléfono estuviera al lado para poder inciarla.

    “Pero ahora, con la llegada de Spotify Wear la cosa cambia al ampliar notablemente la funcionalidad de la aplicación de la exitosa plataforma de musica en streaming”
    Hombre…. enormemente no. Lo único que sacamos en limpio con la actualización es la posibilidad de enviar música a un dispositivo Spotify Connect, desde el propio reloj y sin necesidad de móvil. Mucha utilidad a eso no le veo, pero bueno… esperemos que a partir de ahora, Spotify, se lo tome un poco más en serio, y dote a la app con funcionalidades básicas, como escuchar música desde el reloj (con auriculares bluetooth) o la descarga de música, para escucharla sin conexión.

    Por cierto, a mi se me actualizó ayer, por lo que no sé porque anunciaron que en un par de semanas ya estaría la aplicación.

    Un saludo