El TAG Heuer Connected Modular es un smartwatch que esta misma semana fue presentado, y en Topes de Gama hemos tenido la oportunidad de asistir al evento que se ha celebrado en Suiza y, de esta forma, nos ha sido posible manipular el dispositivo del que hablamos. Te contamos las impresiones que nos ha dejado el reloj inteligente en un primer acercamiento.

Lo cierto es que si por algo destaca este modelo es por la exclusividad que ofrece, ya que es posible encargarlo con diferentes acabados en la web (en el que no faltan opciones tan llamativas como los brillantes o el caucho). El caso, es que con el TAG Heuer Connected Modular se mantienen las señas de identidad que siempre están presentes en la marca suiza. Puede que algún modelo del mercado parezca más bonito, pero no es tan diferencial y único como este -al menos de los que hemos visto en primera persona-.

Smartwattch TAG Heuer Connected Modular

El sistema de correas y enganches, como se puede ver en el vídeo, es realmente interesante. Permite una reutilización muy alta, algo que resulta ideal en modelos que no son precisamente baratos. Por cierto, que las expectativas que se tiene e con este TAG Heuer Connected Modular son muy optimistas, ya que se tiene como objetivo conseguir vender más de los 56.000 unidades del primero de los smartwatch que la forma puso en el mercado -también de la mano de Google en el software, y no se buscan experimentos como por ejemplo los anunciados por Swatch-.

Hardware del TAG Heuer Connected Modular

En lo que tiene que ver con los componentes que son de la partida y que exprime el sistema operativo Android Wear 2.0 que utiliza el reloj inteligente, este no ofrece grandes novedades excepto en un elemento concreto: el procesador. Aquí existe una alianza con Intel, por lo que en el interior del TAG Heuer Connected Modular no hay un Qualcomm -que es la norma en el mercado actual-. Concretamente, el elemento elegido es un Intel Atom (54xx), de la gama Clover Trail. Esto le diferencia de la inmensa mayoría, y está por ver lo que ofrece en apartados como el rendimiento -la primera impresión que obtuvimos aquí fue muy buena- y, en especial, en lo que tiene que ver con la autonomía, que apunta a ser un modelo que se recarga a diario pese a su batería de 410 mAh.

Uso del smartwatch TAG Heuer Connected Modular

Otros detalles a conocer que se incluyen en el TAG Heuer Connected Modular son los que enumeramos a continuación:

  • Pantalla de 1,39 pulgadas tipo AMOLED con protección de cristal de zafiro
  • Esfera acabada en titanio
  • 512 MB de RAM
  • WiFi, Bluetooth 4.1 y NFC
  • Sumergible a 50 metros
  • Recarga mediante el uso de adaptador externo
  • 4 GB de almacenamiento
  • Integra micrófono

This slideshow requires JavaScript.

Lo que nos ha quedado claro es que con el TAG Heuer Connected Modular lo que se busca es exclusividad para aquellos que lo compran, y lo cierto es que se logran con bastante solvencia. El precio depende del modelo en cuestión que se seleccione de cada una de las dos variantes que son de la partida (Calibre 5 o Tourmillón), pero la opción más económica se sitúa en los 1.600 euros. En definitiva, un smartwatch diferencial y al alcance de no muchos.