Parece que la compañía Samsung está cerca de acabar con el último de sus relojes inteligentes que todavía existen en el mercado que utiliza la marca Gear. Esto lo decimos ya que se han conocido los primeros datos que apuntan a la llegada del nuevo Samsung Galaxy Sport el año que viene.

Así, la firma coreana ya está en proceso de finalizar el desarrollo del smartwatch que antes hemos mencionado, y que será el sustituto del Gear Sport y dará continuidad al modelo Galaxy Watch que la compañías anunció junto con el smartphone Galaxy Note 9. El modelo en concreto es el SM-R500 (que tiene el nombre interno Pulse) y estará especialmente diseñado para ser utilizado cuando se realiza cualquier tipo de actividad deportiva con el Samsung Galaxy Sport, incluyendo natación.

¿Un smartwatch de Samsung con Wear OS? No hay que descartarlo por completo

Se han publicado algunos detalles de este accesorio wearable, como por ejemplo que no existirá cambio en el sistema operativo que utilizará este modelo respecto a otros smartwatch de la firma, por lo que la compañía asiática mantiene su apuesta por Tizen pese a incluir en su  hombre la especificación Galaxy (en principio reservada a los modelos de Samsung con Android). Aparte, algo que es seguro es que este dispositivo dará uso al asistente de voz Bixby para ejecutar diferentes acciones y con la funcionalidad Reminder -lo que ahora es un detalla mucho más positivo ya que este desarrollo ya está en español-.

Bixby en el Samsung Galaxy Sport

Algunos detalles más del Samsung Galaxy Sport

Uno de ellos es que no habrá grandes cambios en lo que tiene que ver con la cantidad de memoria que utilizará el smartwatch. Así, la RAM se mantendrá en 768 MB, una cantidad que actualmente se ha demostrado que es bastante adecuada-por ahora no hay datos respecto al procesador-. En lo que tiene que ver con el almacenamiento, el espacio disponible será de 4 GB, lo que permitirá almacenar música en su interior para reproducirla de forma independiente al salir a correr (por poner un ejemplo). Por cierto, en el interior del Samsung Galaxy Sport parece seguro que se integrará GPS, pero no conectividad de datos para proporcionar la mayor autonomía posible comos e apunta en la fuente de la información.

Samsung Galaxy Watch

Lo normal es pensar en que este nuevo smartwatch de Samsung llegue con una pantalla circular con panel AMOLED que tendrá unas dimensiones de 1,2 pulgadas, ya que esto se ajusta bien a diferentes tipos de uso. Aparte, todo parece indicar que el nuevo Samsung Galaxy Sport permitirá el cambio de correas y que ofrecer una amplia resistencia a los golpes y al agua. La fecha en la que se anunciará el nuevo reloj inteligente se sitúa entre los meses de febrero y marzo de 2019.

Los mejores accesorios wearables que hemos probado en Topes de Gama

  • nemure

    De que puñetas estas hablando. Esa imagen no tiene agujero alguno en la pantalla, es el icono de la cobertura y batería. Eso no será el S10 , siempre edulcorante los productos en las imágenes del software.

  • No deja de ser un elemento extraño en la pantalla, pero preferible al notch que teníamos hasta ahora, ya sea el agujero o los recientes en forma de gota. Veremos qué más ofrece (por precio desorbitado, como siempre) Samsung este año, están perdiendo posiciones de mercado y obligados a dar un golpe de autoridad.