La tecnología QLED está incluirá ya en una buena cantidad de televisores de la compañía Samsung, todos ellos tipo Smart TV y, por ello, es interesante conocer qué es lo que ofrece esta y los beneficios que se consiguen con ella. Os contamos de forma sencilla y clara todo esto para que tengáis claro si merece la pena.

Conocer lo que ofrece esta tecnología es importante ahora que es posible hacerse en las tiendas con televisores de Samsung que la utilizan y, por lo tanto, más de uno se puede preguntar si es un gran avance o no. Además, nosotros vamos a comenzar en breve a probar modelos que utilizan tecnología QLED, por lo que siempre es interesante ofrecer un aperitivo a modo de información para que todo esté meridianamente claro respecto a cómo se trabaja la imagen.

Lo primero que se tiene que conocer es que esta tecnología de Samsung competirá con la OLED durante un tiempo, por lo que es importante tener claro lo que ofrece la primera para saber si es una buena opción de compra. La base de la tecnología QLED es que utiliza puntos cuánticos (Quantum Dot), que son capaces de representar colores teniendo en cuenta la incidencia de la luz y, esto, le hace ser diferente al resto.

Panel con tecnología QLED

 Beneficios de la tecnología QLED

Lo primero que tenemos que comentar es que estamos ente una tecnología que es inorgánica, por lo que no se produce pérdida de calidad y función con el paso del tiempo, como si parece en otras que hay en el mercado -como por ejemplo OLED por ahora-. Así, el tiempo de uso no es un problema para la tecnología QLED. Aparte, las reproducciones del color, al menos en volumen, es del 100%, por lo que se pude estar seguro que se consigue una gran fidelidad al ver películas o eventos deportivos.

Pero hay alguna cosa más, como por ejemplo el brillo. Aquí la tecnología QLED se comporta de una forma ideal ya que es de tanta calidad el ofrecida que se alcanza los 1.500 nits, lo que favorece que los contenidos HDR se muestren con la máxima precisión posible. Por lo tanto, el realismo es muy completo. Aparte, tanto los negros son mucho más puros que anteriores modelos de Samsung y los ángulos de visión son amplios. Un detalle final: el panel absorbe en parte la luz ambiente, lo que permite que los reflejos no sean un gran problema.

Esto, a grandes rasgos, es lo que ofrece la tecnología QLED y, ahora, os invitamos a que estéis atentos a Topes de Gama ya que analizaremos varios productos que la incluyen y, por lo tanto, conoceremos todas las virtudes que ofrecen por calidad de imagen y opciones de uso.