La realidad virtual ha llegado para quedarse en los tres últimos años, habiendo consolidado su presencia en el mercado tanto en ordenadores como en dispositivos móviles. Y una de las grandes apuestas de futuro son las gafas Oculus GO, que han pasado por la FCC y han desvelado nuevos detalles.

Samsung es también uno de los fabricantes más activos en lo que a realidad virtual se refiere, algo que ha demostrado con dispositivos como el Samsung Odyssey VR con una interesante pantalla OLED.

Las gafas Oculus GO llegarán en dos versiones distintas

Ahora mismo tenemos varios tipos de gafas de realidad virtual en el mercado, desde las más baratas “cardboard” para móviles, a los modelos más exclusivos, como HTC Vive u Oculus Rift. Pues bien, estos últimos están desarrollando un nuevo modelo llamado Oculus GO que se ubicaría entre ambas gamas, una especie de gama media con un detalle muy especial. Ya que a diferencia del modelo superior de Oculus, no necesitarían de un ordenador para funcionar, tan siquiera un móvil, ya que contarían con una pantalla integrada, de forma que sea más sencillo poder acceder a ellas.

gafas Oculus GO

Pues bien, Oculus prometió que estas gafas llegarían al mercado a comienzos de 2018, y ya estamos en esos comienzos de 2018, y precisamente ahora han pasado por la certificación norteamericana de la FCC, necesaria para poder comercializarse en el mercado. Pues bien, según este paso por la certificación, las Oculus GO contarían con dos versiones, una con el modelo MH-A32, de 32GB de almacenamiento interno, y la otra, que es MH-A64 , con 64GB de almacenamiento interno, aunque se desconoce si este será ampliable mediante tarjetas microSD.

gafas Oculus GO

Sin duda es una información interesante, que nos anticipa que estas gafas serán capaces de almacenar en su interior diferentes archivos multimedia o juegos para poder disfrutarlos en realidad virtual. Se espera que el modelo de menor almacenamiento pueda tener un precio de sólo 199 dólares, por lo que sería una excelente alternativa al modelo más caro de la marca, con el que necesitamos además utilizar un ordenador y cableado para poder disfrutar de contenidos virtuales. Quizás estas gafas representen el equilibrio perfecto para que la realidad virtual sea algo más accesible, y sobre todo necesario, en el entretenimiento cotidiano.