Seguimos con los rumores referentes al próximo buque insignia de la familia Galaxy S. Y es que, ante la inminente presentación del Samsung Galaxy S9, Internet se vuelve un verdadero hervidero de filtraciones. ¿La última? El Samsung Galaxy S9 contará con una versión Dual SIM, además de tener un lector de iris realmente potente.

En cuanto al Samsung Galaxy S9 con soporte para utilizar dos tarjetas SIM a la vez, ha sido la propia compañía quien nos ha dado esta información al solicitar la aprobación regulatoria de Taiwan de un teléfono con dos SIM integradas con número de serie SM-G9608.

Usando un Samsung Galaxy S9

Samsung apostará por un modelo de Samsung Galaxy S9 con doble SIM

También se han podido ver dos versiones más con doble SIM listadas: el SM-G9600, que será un Samsung Galaxy S9 para el mercado chino, y un SM-G9650 que muy probablemente sea el Samsung Galaxy S9 +.

Si tenemos en cuenta que el Samsung Galaxy S8 está identificado como SM-G950 y el Galaxy S8+ como SM-G955 hay bastantes posibilidades de que estos modelos correspondan al nuevo caballo de batalla del fabricante.

Además hay que recordar que la semana pasada Qualcomm anunció el procesador Snapdragon 845, un SoC que muy probablemente montará el Samsung Galaxy S9 y que tiene soporte DUAL VoLTE lo que permitirá que ambas tarjetas cuenten con conexión LTE.

Samsung renovaría el diseño del Galaxy S9

Lector iris del Samsung Galaxy S9

Y su lector de iris mejorará notablemente su velocidad y precisión

Y por otro lado tenemos un nuevo rumor referente al reconocimiento de iris en el Samsung Galaxy S9 y S9 +. Ya hemos visto este sistema en modelos anteriores, aunque su funcionamiento era demasiado lento. Pero parece que Samsung ha tomado nota y va a mejorar sensiblemente la velocidad de lectura y la tasa de aciertos.

Para ello la cámara del escáner de iris dedicado para el Samsung Galaxy S9 utilice un sensor de 3 megapíxeles para que, de esta maner,a sea capaz de reconocer a usuarios aunque utilicen gafas o estén en ambientes poco iluminados.

Y por otro lado el fabricante con sede en Seúl está trabajando para mejorar el hardware necesario para hacer funcionar el lector de iris ya que quieren reducir la velocidad de reconocimiento por debajo de 1 segundo. Sigue siendo una cifra muy alta si la comparamos con un lector de huellas dactilares pero es bueno que Samsung siga trabajando para mejorar esta tecnología.

Ahora solo falta esperar a la próxima edición del Mobile World Congress, evento donde es más que probable que el nuevo Samsung Galaxy S9 y Galaxy S9 + sean presentados.